martes, 31 de marzo de 2009

EL FOTOPERIODISTA DE LA OUIJA

El fotoperiodismo es apasionante. Muchos redactorcillos de periódico locales o provinciales, en la mayoría de las veces, no saben darle el valor que deben a una fotografía, a un instante, a una imagen, que pueda resumir toda una página escrita a cuatro columnas. Es cuando cobra valor el viejo dicho de que una imagen vale más que mil palabras. Muchos fotoperiodistas son relegados en las redacciones como meros locos. Cuando una foto busca la información con un ángulo o perspectiva que se sale de lo común les acusan de que son muy artísticas, pero se equivocan. El poder informativo de una foto habla desde cómo se encuadre hasta el matiz o color de su luz. Creo que a estos profesionales no se les da el valor que merecen hoy en día y en la mayoría de las ocasiones, están peor pagados que los propios redactores cuando son los que se juegan el culo en la calle para encontrar la foto de portada con la que abrirán los periódicos al día siguiente.

Esto no ocurría en los años 30 o 40 cuando una foto era un artículo de lujo en los diarios.

Hoy quiero hablar de un curioso foto periodista que pasó a la historia gracias a la leyenda que forjó. Aprovecho para hablar de él porque un buen amigo me comentó que había visitado una exposición sobre su trabajo en la Fundación Telefónica de Madrid.

Su nombre verdadero era Arthur Felling pero se hizo llamar Weegee. Este fotógrafo de origen austriaco pero que vivió en New York, logró la fama porque siempre llegaba al lugar de los sucesos antes que nadie, incluso que la propia policía. De este modo conseguía grandes instantáneas de asesinatos y catástrofes que vendía como primicia a los periódicos locales.Aunque también desnudos o retratos de la "fauna" de la jungla neoyorkina. Su formación fotográfica era nula pero poco a poco fue acrecentando su leyenda en New York hasta tal punto que lo apodaron Weegee, una traslación fonética de la palabra Ouija ya que decían, que utilizaba este medio para conocer de antemano lo que iba a suceder.

Sin embargo en su habitación, tenía pinchada la emisora de la policia metropolitana de New York, para enterarse antes que sus colegas periodistas de cualquier incidente.
Lejos de esta leyenda , la obra de Weege quedó para la historia reflejada en grandes instantáneas que tomó durante los años 30 y 40.

Incluso hizo sus pinitos en el cine Stanley Kubric le encargó la foto fija de la maravillosa película, "Teléfono rojo, volamos hacia Moscú"

Todo un personaje cuya obra se puede visitar en la Gran Vía madrileña. Como referencia, buscar la Fundación Telefónica.

ALGUNAS DE SUS FOTOGRAFÍAS













lunes, 30 de marzo de 2009

REVISANDO NORMANDÍA: EL CEMENTERIO DE LAS CRUCES DE MARMOL

Entre mis aficiones se encuentra el estudio de la historia y más concretamente la del siglo XX. Hace ya más de seis meses empecé a escribir este blog después de un viaje de más de 20 días que realicé desde Normandía hasta el campo de concentración de Auswitchz en Polonia. En aquellos meses relaté mis sensaciones de ese viaje mediante la palabra y algunas fotos. Hace unos días desempolvé las cintas de video en las que grabé este viaje. Y he querido a modo de mini serie, confeccionar una serie de videos, de los lugares más característicos que visité.
Hoy comienzo con el cementerio americano de Normandía. Allí descansan los restos de unos 10 mil soldados que combatieron durante la invasión europea por parte de los aliados en la segunda Guerra Mundial. Rememorando una película de Spielberg " Salvar al soldado Ryan" me inspiré para montar este pequeño video de mi visita.

video

domingo, 29 de marzo de 2009

¿CANARIAS, SÓLO PARA LOS CANARIOS?

No es que comulgue con este título que he puesto como cebo para los lectores. Por eso lo he escrito entre interrogantes, porque este tipo de titulares es más propio de cierto diario tinerfeño enfermo por culpa de su editor, que de otra cosa. Pero quizás sea mi idiosincracia la que me hace ser bastante pejiguero y a lo mejor, algunos creen que veo más allá de la realidad o que no sé leer entre lineas.
La pasada semana en el debate sobre el estado de la nacionalidad canaria, se volvió a demostrar que la retórica no es lo de nuestros políticos canarios. Deberían leer un poco más a Cicero (Marco Tulio Cicerón).
Es de risa cómo los políticos están más pendiente en rebatir a sus oposiciones con la frase o la cita literaria más irónica, llegando a convertir el parlamento canario en un verdadero circo de tomas y dacas. Compitiendo a ver quién suelta por la boca la frase más ingeniosa. Patético.
Pero como ellos mismos se definen con sus actos y sus palabras, precisamente quería hablar de las medidas anticrisis que anunció el presidente del gobierno canario Paulino Rivero.

Y me ciño a esas medidas porque ya ha comenzado la campaña populista en diarios y redes internautas (el populismo es la estrategia política utilizada desde siempre por el gobierno canario) para incentivar a las familias canarias y ayudarlas contra los efectos de la crisis.
Hasta ahí bien. Sin embargo en uno de los slogans de esa campaña figura un adverbio numeral que denota cierto tufillo xenófobo. Y digo esto porque no sé de que vale reiterar de esa manera ese adverbio en dicho slogans. Me explico.





La frase dice así.


Medidas para dar PRIMERO TRABAJO a la gente de las islas y a las familias sin empleo.


Y yo me pregunto: a qué viene subrayar eso de PRIMERO TRABAJO a la gente de las isla ¿ No es obvio, que un gobierno elegido por un electorado canario, actuará conforme a ese electorado y para ese electorado?

Por qué entonces ese empeño en ratificar que primero a la gente de las islas ¿Es que ya no está suficientemente claro? ¿O es que a caso quieren dejar claro que aquí la gente de fuera, que también tiene derecho y que con su trabajo, pese a no ser de las islas, ayudan a la economía canaria a base de un trabajo explotador?

Cierto es que esas competencias corresponden más al estado. Pero....

Díganme si no hay cierto tufillo intolerante en esta frase, o si de lo contrario, sufro una esquizofrenia antigubernamental aguda. Cosa que dudo, visto mi último y recién informe psicológico.

RELATOS TRAS EL CAMBIO CLIMÁTICO: FENÓMENOS PARANORMALES

Me pilló de improvisto en la calle. El toque de queda se había hecho efectivo hacía unos minutos Y un sudor frío recorría ya mi frente. Tenía que volver pronto a casa o estaría en serio peligro. La música y los espectáculos circenses había quedado suspendidos por la lluvía que tras el toque de queda, no se pudieron reanudar. Ahora, sólo escuchaba el sonido de las gotas ácidas callendo en el pavimento rosado de la avenida principal. Gracias a Dios, mi impermeable Deak-69 seguía funcionando.



Desde que comenzaron los fenómenos paranormales, era la primera vez que sentía verdadero miedo. Me habían hablado de los seres que vigilaban las calles pasada la medianoche. Seres que se encargaban de vigilar que ningún humano deambulara por las calles en busca de algún saboteador inconforme con el sistema de Oxygen. Seres deformes, mutantes que había ingerido el aire reciclado en malas condiciones y que había sido esclavizados de por vida para la causa del sistema imperante. El ser humano colmaba así el más alto grado de su evolución, que en este caso podría denominarse involutiva. El caos de las noches era absoluto. Me paré un segundo en mitad de la avenida y haciendo un esfuerzo escuché las miles de almas que respiraban al mismo son en sus casas-colmena, respirando la mierda reciclada que suministraba y comerciaba Oxygen. Las muertes por enfermedades estaban a la orden del día. La esperanza de vida se había reducido a 45 años, así que me quedaba poco mas de una década para revertir todo lo que no había podido hacer en el trieno revolucionario de principios de 2030. Por aquel entonces yo era demasiado joven.

Una docena de personas con sus máscaras antigaseantes pasaron corriendo frente a mí mirando con pánico hacía atrás. No me dijeron nada, pasaron como caballos desbocados. Como en las películas, para darle más emoción a mi personaje, seguí mi camino hacia adelante, más que nada porque mi colmena me aguardaba en esa dirección. De pronto salieron de la nada. Los confundí con la oscuridad, pero allí estaban. Uno de ellos me señaló la hora en su reloj. Sí , ya lo sé, pero son solo unos minutos, ya me iba a casa, respondí.
Evidentemente había roto el toque de queda. Pude sacarle una foto cuando se dirigían a mí, pero salió borrosa. Me dio el alto, y entonces comencé a correr como un jabato. Cuando llegué a la plaza, todo el mundo estaba allí. Las luces los actores, el teatro, el circo en la calle, el concierto, la gente aplaudiendo y hablando de sus cosas y saltando y bailando. Respiré con tranquilidad. Miré hacia atrás, ninguno de los mutantes me seguía. Habría inhalado bastante dióxido carbónico por culpa de algún escape, pensé. Caminé con lentitud para relajarme tranquilamente y miré al cielo anaranjado. La cúpula que nos protegía de la atmósfera seguía allí. Mi cara cambió en una mueca de confusión. Sin tiempo a reaccionar y en menos de lo que canta un gallo, los mutantes me tenían sujeto por los brazos y mi cámara de fotos era requisada. Ya no podía hacer nada por remediar lo que se presentaba ante mí. Un futuro nada prometedor en manos aquellos fenómenos paranormales.
PD: Estas lineas son algunas de las consecuencias que pueden derivar de asistir al festival MUECA de arte escénico en la calle que se celebra este fin de semana en las calles del Puerto de la Cruz en Tenerife. Pero,fiel a mi filosofía: nunca permito que la realidad estropee una buena historia.

viernes, 27 de marzo de 2009

APAGÓN

Nos quedamos seis horas sin electricidad. Se hizo el caos. Nadie tenía luz en casa, ni en los bares, ni en las oficinas, ni en los colegios, ni hospitales. Una vez más la compañía eléctrica quedaba en evidencia. Un rayo destrozaba su generador principal y como en la fantástica novela de Saramago todos nos quedamos literalmente a ciegas. La radio se convirtió en el único referente de información para los que tenían la suerte de disponer de un transistor a pilas. El momento me pilló en casa con tan mala suerte que no pude terminarme la tortilla de papas que había preparado con tanto esmero. Salí a la calle, llovía pero débilmente, una gotas tan finas que incluso me resultaban agradables después de permanecer toda la mañana entre sábanas. No había mucha gente caminando por la calle. Sin embargo los semáforos apagados colapsaban el tráfico y varios policias improvisaban con sus anoraks la circulación.

A esa misma hora José se había quedado encerrado en el ascensor del piso 13 del edificio sindical. Todo estaba oscuro, pero a él no le importaba por que a su lado estaba Marta. La secretaria de la séptima planta a la que veía cada día entrar con su abrigo de tres cuartos rojo en la puerta del edifico. Siempre fantaseaba con sus gruesos labios y la larga melena despeinada que le confería un aspecto desaliñado junto a sus medias de colores y sus botines verdes. Ella era el duende del bosque que siempre había deseado pero a la que nunca había dirigido ni una sola palabra. Marta, alguna vez que se cruzaban le miraba directamente a los ojos. En esos instantes José podía sentirla sin apenas tocarla , pero la sensación se desvanecía a las 976 milésimas.

El mundo de aquella pequeña isla en medio del ombligo del planeta se apagaba. Fuí consciente de lo mucho que dependíamos de algo tan simple como la electricidad. Nos movemos por la electricidad que a su vez se mueve en la mayoría de sus casos por el petróleo y así sucesivamente en la amplia cadena de las dependencias humanas. Sin electricidad no somos nadie. Sin embargo, la situación no era nueva para mí. Una vez conviví mas de medio y medio sin electricidad. La luz de las velas acompañaron mis noches e incluso me acostumbré a vivir de esa manera. Y tengo que reconocer, que el encanto de sentirme como Cervantes escribiendo a la luz de un candil es toda una experiencia. Después de un rato visionando lo que el apagón había causado en la plebe de la ciudad volví a casa. La luz no había vuelto así que seguí con mi tarea. La tortilla me miraba con mala cara así que volví al tajo del escritorio con el candil a toda mecha.

José mientras tanto, en el ascensor se había armado de valor para intercambiar las primeras palabras de su vida con su duendecilla adorada. Temiendo que pudiera llevarse un chasco. Marta le obsequió con todo un repertorio de discursos sobre su trabajo en la planta séptima así que auspiciado por la oscuridad del ascensor intentó acercarse a sus labios con la intención de sentirlos por primera vez. Ella seguía con el bla bla bla, mientras pensaba (Dios mío creo que estoy hablando más de la cuenta, va a pensar de mí que soy la típica chica engreída y aburrida que sólo sabe hablar de su trabajo) Cuando José ya podía sentir su aliento. Alguién chilló desde el otro lado de la puerta del ascensor ¡ HAY ALGUIÉN!¡ESTÁN BIEN!

José paró su avance labial y Marta cerró la boca. Siguieron dos segundos de silencio, el suspiro de Marta se estrelló contra la boca de José y al unísono gritaron ¡SÍ ESTAMOS BIEN!

En las siguientes cinco horas, hasta que se restableció la luz, no pararon de besarse sin palabras de por medio. Solos en la oscuridad.

La tortilla seguía mirándome. La luz volvió. Cogí el folio y lo arrugué. Aquella historia jamás podría darse en un ascensor. Así que arrojé la bola de papel a la papelera y le di un mordisco a la fría tortilla que seis horas antes había podido cocinar gracias a mi cocinilla eléctrica. Luego volví a enfrentarme a aquel monstruo que me miraba fjamente con su cuerpo totalmente blanco pero esta vez encandilado por los píxeles en blanco de la pantalla de mi portátil ¡Bendita electricidad, suspiré!

jueves, 26 de marzo de 2009

EL ARTE ESTÁ EN LA CALLE

La pasada semana salí a la calle para filmar un reportaje de las personas que demuestran su arte en la calle. Fueron dos días intensos que viví con músicos, malabaristas y mimos y una noche en vela de montaje las que luego se reflejaron en este video que realizamos mi cámara, Raúl Iván Hernández y yo para el programa A Fondo de Antena 3 TDT Canarias. Este fue el resultado.

video

lunes, 23 de marzo de 2009

ASESINATO IMPUNE

El 12 de Diciembre de 1977, Lunes, el joven estudiante de Biología de la Universidad de La Laguna Javier Fernández Quesada, era abatido a tiros por la Guardia Civil en las mismas escaleras del edificio central. Javier tenía tan sólo 22 años. Era de Gran Canaria y estudiaba con su hermano en La Laguna.

No sé como explicarlo pero siempre me llamó la atención el caso de Javier. Intuyo que me hubiese llevado bien con él si lo hubiese conocido por lo que he leído y me han contado sobre él.
Así que principios de año viajé a Las Palmas de Gran Canaria para entrevistarme con su madre. Me recibió con gran amabilidad en su casa de la céntrica calle de Triana y me enseñó con cariño los recortes de prensa y los escritos que Javier redactaba. "Era un chico muy pacífico, al que le gustaban las flores me decía". Con delicadeza me enseñaba pequeñas cajas de cerillas donde Javier guardaba distintos tipos de semillas. Ella me comentó que ese día Javier había acudido al edificio central de la Universidad para hablar con un tutor.



Por aquel entonces, los sindicatos independentistas canarios habían convocado una serie de huelgas en el sector del transporte público y del tabaco. Una cincuentena de personas se reunían en las escaleras de la Universidad para protestar. De pronto, la guardia civil comenzó a disparar. Javier se encontraba allí con tan mala suerte que una de las balas entró directamente a su corazón. El disparó fue a matar y a conciencia. El asesinato quedó impune. Y hoy en día nadie ha reconocido que fue un asesinato.



Ni el Ministro del Interior Martín Villa, ni el gobernador Civil Luis Mardones hicieron nada para delatar al asesino de Javier. Un Joven que pasó a la posteridad como mártir de la causa independentista. Sin embargo su madre me cuenta que él no tenía ninguna predilección política y que Javier murió por estar en el momento preciso en el lugar inadecuado.


31 años más tarde, el pasado mes de diciembre de 2008 se cumplió con una deuda pendiente. Poner el nombre de Javier a un parque cercano a dónde murió. Ese día su familia acudió a este acto emotivo y justo. Aunque poco podía ya consolar tal terrible pérdida.

Después del acto, y siempre guardando las distancias y la intimidad acompañé a la familia al lugar dónde había muerto. Su madre iba a compañada del sobrino, que Javier nunca conoció. El sobrino preguntaba a sus familiares cómo era la vida de Javier en la Laguna mientras los otros , recreaban la escena en la misma escalera donde ocurrieron los hechos 31 años después.
El silencio hizo mudo los instantes y la historia se hizo presente.

Fotos: Asociación Antiguos Alumnos de la Universidad de La Laguna


video

Video que grabé el día del acto.

sábado, 21 de marzo de 2009

AVISO A NAVEGANTES

Nunca nadie me regaló nada pero me llamán simplón, los mismos simplones que ni siquiera me conocen. Los que pierden el tiempo en criticar a alguien y desperdician su vida en seguir siendo unos simplones porque no tienen el suficiente talento y vocación para desempeñar su trabajo. Esos mismos buitres que no conocen ni siquiera el funcionamiento de una profesión que uno desempeña con profesionalidad. Mi conciencia está tranquila. Hoy en esta soledad, me río de esos pobres que ni siquiera saben que su conciencia no está tranquila, que incapaces de luchar con su simple humildad, se regodean en el insulto fácil, menospreciando, y valorando algó que desconocen. Ahí está la cuestión, ellos son el futuro de la basura de esta sociedad. Los que hablan sin saber, los que cuelgan sus envidias al amparo de la incógnita con verborrea barata. Los que, cobardes, no se atreven por miedo a asustarse, a mirar en su propio ser, frustrados. A los que el concepto de respeto les sobrepasa por encima de todas las cosas. A los que no saben reconocer sus fallos y debilidades directamente a la cara. A los que se les amplía el cerebro con la culpa y no pueden controlarlo. Y perdonen que no me disculpe en estos momentos aciagos. Gracias por hacerme más fuerte en este punto en el que también dudaba de mi deriva. Me dais fuerza para que algún día pueda llegar a tierra y deciros con la misma humildad, que seguiré trabajando para mí ,aunque sepa que eso pueda martirizaros y hundiros más en vuestra propia miseria. Algún día, en un segundo febril, lo reconoceréis pero será demasiado tarde. Como siempre. Ese día no podréis dormir más. Vuestro estómago se revolverá hasta que vomitéis los intestinos por la boca y me dará igual. Será ese día en el que os ahogaréis en vuetros propios escrementos carentes de personalidad y de carácter. Ese día vuestros complejos saldrán a plena luz cansados de esconderse de vosotros.
Pero sin duda alguna, yo seguiré trabajando para saciar mi sed espiritual en este mundo de rencor y envidia. Hoy en esta noche oscura, con el mar negro ante mis ojos, vuestras palabras se diluyen en vuestras mediocres carcajadas.

DIARIO DE ABORDO: 21 DE MARZO DE 2009
Hoy se cumplen 3 semanas a la deriva en la amplitud del Adriático. Soy el único de abordo. Continuo a la deriva. Apenas me quedan provisiones para cinco días más aunque mis esperanzas aún no se han diluído.

martes, 17 de marzo de 2009

FETICHE 4

Las últimas 3 horas transcurrieron sin hacer ruido. El humo del cigarro de Saúl había marcado la conversación que mantuvimos después de mi charla. El buzón de mensajes del móvil exhalaba ya sus últimos Kas de memoria porque Europa no paraba de enviarme sms preguntándome a qué hora volvería a casa. Me disculpé y cogí mi abrigo. La calle no resplandecía tan fría como la de noches anteriores. Mientras volvía en el metro, traté de construir la estructura gramatical con la que iba a sorprenderla. Quizás no fuera bueno revelarle que la quería dejar después de que me hubiera buscado durante toda la noche. Al reloj le faltaba un suspiro para marcar las dos de la madrugada que se cumplió justo en el momento en el que las puertas del vagón se abrieron. Subí las escaleras mecánicas pensando en ella . La noche se volvió calurosa. Me había cansado de quererla y mis días se hacían eternos junto a ella. La cama me dolía y cada noche retrasaba mi llegada con la intención de compartir el lecho lo menos posible y que llegara las 7 de la mañana para que fuera a trabajar y yo pudiera disfrutar de una hora mas de sueño en solitario. Siempre me excusaba diciéndole que tenía trabajo en el estudio. Me sentía un hijo de puta, pero yo no tenía la culpa de sentirme así. Mi conciencia me aprisionaba y cuando llegué a casa, tomé una bocanada de moral para seguir adelante con lo que pretendía. Me recibió casi dormida, me metí en la cama desnudo y ella me besó el hombro dándome las buenas noches. El beso no me supo a nada. Su contacto físico me calaba como un témpano de hielo sobre la piel.

Amaneció con un sol radiante. Me trajo el desayuno a la cama. Joder, no había caído en la cuenta de que era su día libre pensé. Sin embargo me levanté vibrando. Su cuerpo estaba bien moldeado y tenía que reconocer que estaba muy sexy con el pijama que le había regalado en su cumpleaños. Dejé el desayuno y con un salto en la cama le dije que se pusiera los tacones y el suéter rojo que tanto me gustaba. Ella me preguntó sonriente que qué me pasaba. Le dije que tenía ganas de fotografiarla.
La sesión fue de las mejores en mis últimos meses. Yo no paraba de apretar el disparador de la cámara y me la imaginaba como una estrella porno posando para una revista. Posó como si fuera una rutilante modelo en distintas posturas. Ella me sacaba la lengua. En la punta, colocaba su dedo índice como si quisiera sellarla para mí. El contraluz de la ventana hizo el resto. Las fotografías deslumbraban y pensé que las podría vender a buen precio en la galería. Luego me pidió que hiciéramos el amor. Fue salvaje, y sucio. Ella me preguntó 3 veces más que qué me pasaba. Cuando acabamos y catábamos un buen cigarro, con el valor que no exhibí la noche anterior, se lo dije sin contemplaciones.
Las siguiente semana fue terrible. Llamó 27 veces en cuatro días, 412 tonos de timbre, 34 sms y 81 llamadas perdidas fueron el bagaje sólo respondí una vez hasta que el silencio de mi móvil se hizo palpable una mañana. Lo último que recibí de ella fue su suéter rojo. Poco después me enteré que había aparecido muerta de melancolía cerca de la catedral de Cusco en Perú. Había ido a pedir redención en las alturas de Machu Pichu. Colgué el suéter junto a la ventana y le saqué una foto. Necesitaba no sentir su vacío ahora que ya no volvería más.

lunes, 16 de marzo de 2009

MANIFESTACIÓN CONTRA EL PUERTO DE GRANADILLA

Foto: Zona de la costa de Granadilla donde se pretende construír el Puerto.


El pasado sábado 14 de marzo los ciudadanos de Tenerife se echaron a la calle para protestar por la creación de un macro puerto industrial que el gobierno canario quiere construír en el sur de la isla. Desde hace mucho tiempo el gobierno pretende su contrucción , apoyándose en que el Puerto de la capital, Santa Cruz, está saturado y asegurando que la isla necesita otro puerto para cubrir sus necesidades.

En la foto. Sebadal en el fondo marino de Granadilla.
Los grupos ecologistas por su contra han defendido su No al puerto porque no consideran que sea necesario y porque los fondos de Granadilla según aseguran los científicos, acogen varias especies protegidas, como es el caso de los sebadales o las tortugas bobas.
Este tira y afloja ha acabado con la paralización de las obras después de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias tras la denuncia presentada por el grupo ecologista Ben Magec. Pese a esto, los ciudadanos volvieron a la calle para seguir manifestando su rechazo a este Puerto Industrial.

VIDEO: MANIFESTACIÓN DÍA 14 DE MARZO.
video

viernes, 13 de marzo de 2009

VITAMINA CON PORRA CONTRA LOS ANTIBOLONIANOS

Una vez más la violencia injustificada de la policía y de los “Mozos” la UIP se ensañó contra unos manifestantes estudiantes. Resulta que en la Universidad de La Laguna en Tenerife un grupo de unos 250 personas , casi todas ellas estudiantes, se manifestaban frente al Rectorado para protestar por el plan Bolonia. Uno de los manifestantes intentó escalar el muro del rectorado para protestar desde allí cuando en un ataque de ira los policías la emprendieron a porra limpia.



La ley bruta volvió a desparramarse ante la situación de estas fuerzas represoras. Y las llamó así, sin contarme un pelo, porque así actúan la mayoría de las veces. Tengo amigos que son agentes y que en su día cuando opositaban para adquirir su puesto laboral me hablaban de mantener la ley con honestidad y manteniendo el orden. Siempre se ha dicho que “hablando se entiende la gente” . Y con esto no quiero justificar el comportamiento de algunos estudiantes que pudieran tener algún tipo de comportamiento violento, porque en este tipo de manifestaciones, siempre existen los “infiltrados”.
Lo que no me vale es que los policías la emprendan a porrazos con estudiantes indefensos en lugar de llegar con cordura a un acuerdo verbal. Como periodista, he sufrido en varias ocasiones en mis carnes la violencia de la UIP, no quiero generalizar, pero estos “chicos” no entienden de palabras con ellos impera la ley del palo, la porra y la leña. Me niego a que los guardianes de la seguridad sean unos ineptos garrulos vitaminados con garrotes. Soy de los que piensa que ante las injusticias hay que actuar, incluso, por encima de la ley. Porque no hay peor patada a la ley que aplicarla con injusticia. Se debería llevar un control más exhaustivo en los exámenes psicológicos de estos agentes, a la hora de colocarlos en la calle con una porra y una pistola. Algunos de ellos son un auténtico peligro público. Sobre todo, cada vez que aplican el abuso de poder.
en este enlace de los compañeros de "loquepasaentenerife.com" se puede ver el video de las agresiones de la policia a los manifestantes.

EL INSOMNIO DE DÁMASO


Este poema fue escrito por Dámaso Alonso en las noches de insomnio en el Madrid de la Postguerra Civil. Ahora después de más de sesenta años, ve la luz.

Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las últimas estadísticas).
A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo en este nicho en el que hace 45 años que me pudro,
y paso largas horas oyendo gemir al huracán, o ladrar los perros, o fluir blandamente la luz de la luna.
Y paso largas horas gimiendo como el huracán, ladrando como un perro enfurecido, influyendo como la leche de la ubre caliente de una gran vaca amarilla. Y paso largas horas preguntándole a Dios,
preguntándole por qué se pudre lentamente mi alma,
por qué se pudren más de un millón de cadáveres en esta ciudad de Madrid,
por qué mil millones de cadáveres se pudren lentamente en el mundo.
Dime, ¿qué huerto quieres abonar con nuestra podredumbre?
¿Temes que se te sequen los grandes rosales del día,
las tristes azucenas letales de tus noches?
El tema de Dios, la duda sobre su existencia, es una de las columnas sobre las que edifica toda su poética. En otro poema, años más tarde, pregunta a su Dios:
¿Estás? ¿No estás? Lo ignoro; sí, lo ignoro
Que estés, yo lo deseo intensamente.
Yo lo pido, lo rezo. ¿A quién? No sé
¿A quién? ¿A quién? Problema es infinito.

jueves, 12 de marzo de 2009

11-M Y LA FALTA DE ÉTICA POLÍTICA DEL PSOE MADRILEÑO

El Psoe sigue demostrando que esta no está siendo su legislatura. En su día critiqué al PP por utilizar el atentado del 11 M como manipulación electoral. Ahora ha sido el Psoe quien ha ratificado que en esto de la política no existen ni los malos ni los buenos y todos caminan por un mismo rumbo. La política mueve a la sociedad. La vida no puede entenderse sin la política. Así que cuando la gente me comenta que no le interesa la política creo entender que de lo que pasan es de los partidos políticos.

El último ejemplo lo ha vuelto a demostrar el Psoe al no acudir al homenaje a las víctimas del 11-M que se celebró ayer en Madrid, en protesta por el cese de la comisión investigadora de la famosa trama de espionaje en las filas del PP. Desde la ruptura de la tregua, el partido socialista no se ha cansado en vendernos su lucha contra el terrorismo. Ahora el Psoe de Madrid lo paga de esta manera. Me parece una rotunda e imperdonable falta de respeto hacía las 191 personas que murieron aquel día y a sus familiares. La responsabilidad política está excenta de los intereses electoralistas y personales. Sobre todo ante temas como este para que en un acto de cinismo, el secretario general del Partido Socialista en Madrid , Tomás Gómez, asegurase que su corazón "está con las víctimas y sus familiares"
En el acto sí que estuvo presente el Alcalde de Madrid y la ínclita presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre( claro ejemplo simbólico de lo que NO debe ser una figura política). No oculto mi desacuerdo en que se le haya dado carpetazo falso a la trama de espionaje dentro del PP (Otro acto indigno de responsabilidad política) pero ese es otro tema que no excusa el comportamiento infantil del PSOE Madrileño y que no tiene nada que ver con algo tan serio como el terrorismo.

miércoles, 11 de marzo de 2009

LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN DE LA POLICIA

Todo el centro estaba ocupado por UIPS, este cuerpo especial de policía se había tomado el día de veda para repartir propinas ante el más mínimo movimiento alterador.
Los manifestantes eran los estudiantes de la Universidad que pedían la supresión del plan Bolonia. La mañana era luminosa. Máximo escribía para un diario local. Iba acompañado de Ricardo del periódico universitario. La manifestación se había convocado el mismo día en el que salía a la calle una comitiva del ayuntamiento para celebrar el centenario de la ciudad. La seguridad era máxima. Cada calle, cada esquina cada plaza estaba acordonada por mastodontes de chorlito que calzaban sus botas negras y sus porras orgullosos de pertenecer a un cuerpo con solera y que se proclamaban defensores de los buenos. A los cerca de doscientos alumnos que se concentraban, no les dejaron manifestarse. Una nube de estos mastodontes los rodeaban acorralándolos en la esquina de una de las calles. Sus gritos de protesta se convirtieron en gritos de indignación mientras por delante de ellos pasaba la comitiva con el estandarte de la ciudad. Máximo intentó acercarse para entrevistar al líder de los manifestantes pero se encontró con un muro. Uno de los UIPS lo redujo evitándo que diese un paso más hacia los manifestantes retenidos. Cerca de 8 policías los rodeaban con sus cuerpos atléticos y en algunos casos musculados por ciertas anfetaminas que se erigían como barrotes de una celda a plena luz del sol. Intentó preguntar desde fuera al líder cuando recibió el fuerte empujón del más macho de los UIP. Aquel individuo estaba en celo y a Máximo le había tocado el día de su máximo apogeo. El empujón dio con él en el suelo. Indignado le recordó que pertenecía a un medio de comunicación social y que tenía derecho a entrevistar a los estudiantes que eran retenidos contra su voluntad. El mastodonte se le acercó hasta que sus dos ojos fueron uno. Podía ver al cara del policía como la de un cíclope sin el hasta clavada en su ojo de Ulises. ¿Usted no entiende español? Le gritó llevándose el dedo índice a la sien. –Estoy en mi derecho, -déjeme pasar por favor- le dijo Máximo. Ricardo permanecía inherte más atrás sin creerse lo que veía. La represión policial comenzaba a ser patente en otras calles anexas y la cosa se ponía fea. ¿Le he dicho que si no entiende español? Volvió a repetir el ogro azul. No entendía bien porqué le decía esto el policía cuando su único acto de comunicación con había dado con él en el suelo sin media ni una sola palabra. Recogió su libreta y se marchó al coche con Ricardo para ir al periódico y redactar la crónica del suceso. Otro policía local andaba cerca del lugar recetando multas por doquier. Máximo se encontró con la suya y fue a dar con el policía. Disculpe agente pero soy de un medio de comunicación, había dejado mi acreditación en el parabrisas para que lo vieran en caso de....-Ese no es mi problema- le contestó antes de que pronunciase la última palabra. Pero es que....pase por el Ayuntamiento a reclamar si usted quiere y ahora por favor saque el coche de aquí. Máximo se encendió por dentro. Todos ustedes son un chulos contestó. El local herido en su orgullo se le acercó y volvió a convertirse en cíclope. Una palabra más y le denuncio por desacato. Se contuvo y volvió al coche a recoger su receta. El policía se alejó pero Máximo le gritó. Disculpe señor agente....cuando estuvo a su altura señaló en la multa lo que había escrito el policía. Perdone agente es que sólo quería decirle que indebido no va con “v” sino con “b” y que en estacionamiento, la segunda va con “c” y no con “s”. Lo digo por si me reclaman algo cuando vaya a pagarla. Gracias...
Luego arrancó su golf blanco del 97 y se despidió del policía obsequiándole con una agradable sonrisa.

lunes, 9 de marzo de 2009

EN EL FESTIVAL DE CINE DE LAS PALMAS


Acabo de regresar del Festival Internacional de cine de Las Palmas de Gran Canaria. Este año el Festival cuenta con un presupuesto reducido y la gala de inauguración brilló por su espectacularidad y por la ausencia de la alfombra roja. Por esa alfombra por la que no pasó el homenajeado de la noche. El gran Bruno Ganz. Todos lo recordaban por su célebre interpretación de Hitler en " El Hundimiento" pero cuando le ví subir al escenario en mi mente sólo podía ver reflejado al ángel que siempre observaba desde lo alto en la magnífica e inolvidable película de Win Wenders" El Cielo sobre Berlín".
Al actor suizo le entregaron el Lady Harimaguada de Honor del Festival. Poco público en las gradas del auditorio Alfredo Kraus. Ningún político relevante y mucha gente de la "alta sociedad" que por respeto tuvo que meterse entre pecho y espalda la película de inauguración "RAF: Fracción del ejército rojo". Un escalofriante relato sobre los movimientos terroristas anarquistas en alemania. Buena película pero sobrada de metraje. Dos horas y media de atentados y vueltas con lo mismo acaban aburriendo al personal , aunque en mi caso no fue así. Mientras que el gallinero del audiotorio estaba a tope,con los cinéfilos que sí habían pagado una entrada para ver la gala y la posterior película. Abajo, en el patio de butacas, ni un político electo, demostrando así que la apuesta cultural por el cine en Canarias les importa tanto como la recolección de caracoles en Camboya.
Bruno Ganz recoge el premio Harimaguada de Honor.
Foto: Iván López
La Jornada del sábado fue maravillosa. Acompañado de mi amiga, la actriz Rita María Rodríguez con la que coincidí. pasé el día del sábado entre películas y cafés junto al gabinete literario de Las Palmas de Gran Canaria. Por allí pasaron algunos colegas tinerfeños con los que dialogamos de cine y cortos. Y pude ver una película altamente recomendable "Tulpan" una cinta kasajistaní que narra la historia de una familia de nómadas en las extensas estepas.
Si hay algo que me gusta de estos festivales es disfrutar de películas de otros continentes, otras sociedades, otras visiones de la misma realidad con diferentes registros para contarlas a través de una cámara. Y si algo consigue con creces este festival es eso: CINE con mayusculas, buen cine no comercial y películas para sorprenderse. Historias simples, sencillas cotidianas pero que sin duda remueven sentimientos y conciencias más que cualquier bodrio comercial que podamos ver en las salas de cualquier centro comercial. Demos gracias por que el festival siga existiendo en Canarias. Lejos de rivalidades o no, este año con menos glamour y dinero, lo importante es que ha triunfado el cine.

domingo, 8 de marzo de 2009

LA CORBATA DE ANNIE HALL

El día en el que apareció por última vez en su trabajo iba vestida imponente, cómo siempre aunque sus ilusiones por mejorar y ascender se habían diluído hacía años.
Acudió a la planta 2. Sección de caballero. el 90% de las mañanas de su sus últimos 20 años de vida transcurrieron detrás del mostrador donde vendía corbatas para trajes hechos a medida en unos grandes almacenes.

Por allí pasaron todas las tendencias. Recordaba con humor los diseños de cuadros que comenzó a vender a principio de los 80. Se había enamorado de unas de las corbatas que Diane Keaton vistió en Annie Hall cuando vio la película por primera vez. Un año más tarde la contrataban como dependienta en los grandes almacenes en el 81.

Desde entonces aprendió a hacer nudos. El Nudo simple, el nudo Windsor, el Shelby el Ascot, el de pañuelo y así hasta completar un amplio catálogo que le ofrecía a la gama de yupies y brokers que la visitaban cada día para dar luz a sus camisas. Se había convertido en toda una experta después de cinco años. Los hombres acudían a la planta no solo para comprar sus corbatas sino por el trato que les dispensaba.
incluso creó su propio nombre para nudo de corbata: el nudo Cindarela. Nunca lo patentó pero desde que lo inventó, miles de ejecutivos y peces gordos acudían orgullosos a sus reuniones, galas y eventos importantes con la impronta de sus nudos . La década de los 90 fue de crisis. No se vendían tantas corbatas. La moda cambiaba y ella era esclava de ese cambio. Pasó cinco años de tristeza en su planta pero a finales de la década, revivió lo retro y desde entonces ya no paró de vender. Fue empleada del mes en 17 ocasiones en tres años. Dedicó su vida a esa planta en la que disfrutó de maravillosas experiencias. Incluso en una ocasión hizo el amor en el probador de la planta. Fue muy excitante porque su amante solo llevaba puesto, lógicamente, una corbata de la que ella tiraba cada vez que la penetraba. Lo hacían en silencio tapándose ambos la boca. Después de sus autohomenajes pasionales y feticheando con la moda corbatil, ella le suplicaba que le deslizara la corbata por su espalda desnuda y sus labios para quedarse con la esencia. Así estuvieron durante una temporada hasta que él se casó. Era curioso porque su mujer se presentaba de vez encuando para pedirle consejo sobre qué corbatas comprarle a su marido. Ella sonreía ofreciéndole los mismos modelos con los que había vibrado en sus incursiones del probador.

Después de todos esos años, se había convertido en la veterana de la planta. El resto de chicas que trabajaban en ella, apenas llegaban a los 30 años. Algunas incluso, acababan de cumplir los 18. Los tiempos habían cambiado y un buen día su jefe le dijo que ya no valía para el puesto. Que era demasiado vieja. Tenía 40 años recien cumplidos. Buscaban otro tipo de chica. Ella miró através del cristal del despacho y observó al resto de sus compañeras. Todas vestían minifaldas, con cuerpos moldeados, jóvenes con melenas aterciopeladas y sonrisas cautivadoras. ella seguía conservando su atractivo pero no era suficiente. Necesitaban chicas jóvenes a las que explotar antes que la calidad y experiencia de la mejor experta en corbatas de la comunidad. El jefe le extendió el cheque del finiquito y simplemente valoró los servicios prestados a la empresa durante tantos años con una palmadita de agradecimiento en la espalda, abriendo la puerta de su despacho. Era el 3 de Junio de 2001.
8 años más tarde. Catarina González Vázquez encabezaba la manifestación en la calle del sindicato femenino el 8 de marzo de 2009. Alzando su puño no se cansaba de gritar. ¡IGUALDAD! ¡IGUALDAD! Llevaba una corbata azul marina con nudo Cindarela y unos pequeños lunares blancos como la de Diane Keaton en Annie Hall.

jueves, 5 de marzo de 2009

PUTO PLATÓN

Me enamoré desde el primer instante en que la vi. Sin palabras, sin acercamientos, sin llamadas. Nunca he creído en los flechazos pero sus ojos me capturaron sin que pudiera hacer absolutamente nada. Por mucho que me acostara o sintiera atraído por otras mujeres después de aquello, todo se desvanecía cuando ella aparecía. El hechizo de su candidez me paralizaba cada vez que me cruzaba con su mirada. La conocí en la puerta de un cine, en un mes de otoño. La lluvia había empapado su larga melena morena. Su tez blanca serenaba unos ojos oscuros, eternos, penetrantes que no pude quitarme de la cabeza durante semanas. Idealicé sus labios como un estúpido. Ya no podía hacer nada. La perfilé en mis sueños, la imaginé en mil situaciones a mi imagen y semejanza. Me inventé la historia de su vida para sentirme querido y calmar mis deseos.
Pasaron los días y la vi en el videoclub, cruzó delante de mí, pero ni siquiera me advirtió. Pasaron las semanas y la vi en la librería. Apareció de la nada, como un superhéroe de Watchmen. mientras yo perdía de vista las última novedades literarias. Su halo me descubrió y no dejé de atenderla. Ella seguía en lo suyo, mirando los libros, pasando las hojas con sus dedos de porcelana. Como hojas de lectura mordidas transcurrieron los siguientes meses, caminaba por la otra acera. Llovía, como el día en la que la conocí. Se resguardaba entre el cobijo de los balcones de la vieja ciudad de los adelantados pero no se percató de mí. Suspiré por el tiempo perdido. Pasaron los años, y el cuerpo se me petrificó el día en que escuché su voz. Llovía también y dulce y amable, me pidió fuego. No supe qué responder. El tiempo se detuvo. Mi cuerpo experimentó una reacción en cadena que ya no consiguió controlar. Caí de llenó contra el muro del estanco-librería de Doña Elvira. Ella se asustó. – ¿Le pasa algo? Me incorporé, sentía que la vida comenzaba en ese instante. Aún pasaron 10 segundos que se me hicieron eternos. Quería llorar pero no podía. El flashback me llevó cinco años atrás a la puerta del cine donde la conocí. Lástima no tener mechero pensé ¿ Qué iba a esperar una chica de 24 años, de un tipo como yo con 45? Pasó de largo y entró en el estanco de Doña Elvira. Al poco tiempo salió encendiendo un cigarro con un mechero de colores que se había comprado. Elvira salió a la puerta. Me saludó. Hola Fabián. Viéndola marchar me dijo ¿ Que linda es esa chica verdad?. ¿Querías algún libro? Sí. Le dije intentando contenerme. Cualquiera que tengas de Platón.

miércoles, 4 de marzo de 2009

CONSIDERACIONES SOBRE LA CRISIS POR ALBERT EINSTEIN


"No pretendemos que las cosas cambien si seguimos haciendo lo mismo. La crisis es la mejor bendición quepuede sucederle a personas países, porque la crisis trae progresos"

“la creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar “superado”

“ Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia”

“El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos, la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.

“ Hablar de crisis es promoverla; y callar en al crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro.
“Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla.”

martes, 3 de marzo de 2009

LIBERTANGO

En 1974 Astor Piazzola publicó un disco con el título Libertango, mismo nombre de uno de los temas más conocidos que componen ese disco. Hace unos meses unos amigos me llamaron para que grabase en video una de sus sesiones. Estos amigos son el dúo SOCOS dos jóvenes que intentan abrirse paso en el mundo de la música. Artistas y estudiantes de conservatorio. Ciro (violonchelo) y César (percusión) deleitan con su versión particular del Libertango de Piazzola. Aquel día me lo pasé de miedo y en este video se expone el resultado de las grabaciones en video y audio que realizamos.


video

lunes, 2 de marzo de 2009

PERFIDIA ´45

Las vías del tren temblaban de frío al verla pasar. Su aliento helaba los raíles. Caminaba a duras penas, descalza, con sus tacones en las manos. Un collar de perlas decoraba su cuello y el vestido de gala desgarraba el escote de su espalda riéndose de su estado de embriaguez. No era la primera vez que bebía y se sentía avergonzada. Lágrimas ennegrecidas se deslizaban por su mejilla decorando el cuadro esperpéntico de su rostro. Ella no lo escuchaba, sólo lo intuía pero Nat King Cole cantaba Perfidia a sus espaldas. Mujer si puedes tú con Dios hablar, pregúntale si yo alguna vez te he dejado de adorar.
Sin darse cuenta tropezó con una piedra en el camino y cayó al suelo. Sus lágrimas se aglomeraron con sus labios. Comenzó a reír a carcajadas justo cuando el tren de las 00:00 pasaba. Ya era el 10 de agosto de 1945. El sonido de la locomotora se comió sus carcajadas que se transformaron en carbón para la caldera. Era un tren de medicinas que se dirigía veloz a Nagasaki. Fue una de las pocas afortunadas. La onda expansiva la había encontrado lejos del epicentro y ahora deambulaba sonámbula, confundida por los prados de arroz. No se dio cuenta, su cuerpo estaba indemne. Sin embargo, su preciosa tez blanca y de ojos rasgados se habían diluído hacía unas horas por el calor. Ella aún no se había dado cuenta. Ni siquiera sentía dolor. Pasó el tren y siguió riendo junto a las vías heladas por la radiación nuclear. A los pocos segundos, la lluvia negra volvía otra vez a caer sobre su cabeza.