jueves, 28 de julio de 2011

PASO DEL SILENCIO

video

No soy religioso, ni si quiera soy creyente. Más bien intento creer en mí mismo para tirar para delante día a día aunque a veces flaquee. Hace tiempo que pasó la semana santa pero he rescatado unas imágenes que tomé en la tradicional procesión del silencio de La Laguna en Tenerife. Esa noche las luces de las calles centrales del casco antiguo de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad se apagan para dar paso a la lumbre de las velas de cientos de capuchinos y cofradías que caminan con pies descalzos y encadenados por los tobillos en tributo a la imagen del Cristo muerto. Nunca entiendo estos actos de fe. Es más, lo considero un acto de sometimiento puro y duro. Luego critican hipócritamente prácticas como el sadomasoquismo sexual.  Pero en fin esa es sola mi opinión. No me voy a meter con la fe de ninguna personas porque es precisamente eso: Fe. Algo en lo que creer sin que tenga explicación científica. Tengo que admitir que me estremecí ante el tétrico y solemne paso. Con el sonido de las cadenas rechinando por las piedras de la calzada de la calle que lleva a la iglesia de la Concepción en dirección a la Plaza del Adelantado. Allí estaba yo junto a ese silencio chirriante y esa soledad estremecedora. Como si de una casualidad del destino se tratase, el paso paró justo delante de mí. Allí vi aquella figura desgarrada de Crist, como si quisiera decirme algo. Tengo que admitir que por un instante me pareció que respiraba. Luego, después de unos segundos se marchó en volandas dejándome solo en la penumbra y bajo las sombras de los candiles.

miércoles, 27 de julio de 2011

HAMBRE


Se me congela la sangre cuando veo las imágenes que llegan desde el cuerno de África, más concretamente en Somalia sumida desde años en una guerra y acrecentada ahora por la sequía que está dejando a 11 millones de personas, sí la friolera de 11 millones de personas desnutridas y sin nada que llevarse a la boca según el último informe de Cruz Roja en la zona y que ya amenaza a un país como Kenya, que comienza a recibir a miles de refugiados.

Imágenes que a muchos nos recuerdan la de los 80 en Etiopía, aquellas a las que el mundo se acostumbró sin que apenas se hiciera nada para paliar el hambre de los millones de niños que murieron desnutridos y comidos por las moscas.

Manos Unidas ha abierto una cuenta corriente para ayudar a estas personas porque si esperamos por los gobiernos ricos o los países desarrollados, esa ayuda nunca llegará. Y nunca llegará porque están demasiado ocupados por salvar el Euro, en el caso de la Unión Europea, el mayor engaño y entelequia que se ha creado en las últimas tres décadas en Europa. El fracaso de estos países es el fracaso de un sistema que relega a 11 millones de personas en una parte del mundo a morir desnutridos sin que ninguna de sus conciencias se resientan un ápice mientras sientan sus culos corruptos en poltronas y sillones del parlamento europeo. Quizás algunos me tachen de demagógico. No creo que lo sea en absoluto, Ojalá tuviera el poder que ostentan esos mequetrefes para paliar esta lacra mundial.

Pero está claro que no solo los partidos políticos o los grandes líderes mundiales incluyendo el flamante “Obama” premio Nobel de la Paz, no sé a cuál Paz se refería el jurado sueco cuando le otrogaron  el galardón que me da,  aún le sigue pesando al dirigente estadounidense.

Escribo desde la indignación, escribo espantado, escribo asqueado de vivir en este mundo de mierda. Escribo desde el corazón, con escritura automática, como hacían los surrealistas que imaginaban un mundo sin reglas. Escribo soñando que la gente despertará, e irá más allá de la semilla que ha implantado un movimiento masivo como el 15-M.

Quizás siga viviendo en la Utopía ilógica, esa utopía que me hace llorar cada vez que un resquicio de revolución grita en las calles pidiendo lo que es propio y el derecho a ser un ser humano digno. Un derecho que se antepone como siempre al interés del dinero, ese al que los dirigentes políticos siguen aferrándose como la gran salvación , ese, como he dicho en otras ocasiones que los lastrará al Apocalipsis de una involución económica

PD: El autor de la famosa foto que ilustra el post fue tomada en Darfur al sur de Sudán en 1993 por el fotógrafo  Kevin Carter que esperó veinte minutos a que el cuervo desplegará sus alas pero eso no sucedió. La niña que aparece en la foto se dirigía a un campo de refugiados.  Luego prosiguió su camino ý él se echó a llorar. Meses después ganó el Pulitzer, uno de los premios periodísticos más importantes del mundo. Dos meses después se suicidó. Su conciencia no pudo soportarlo.

lunes, 25 de julio de 2011

SOUL MAN


La muerte de Amy Winhouse me cogió por sorpresa de vuelta de las Palmas de Gran Canaria precisamente después de haber asistido a un gran concierto de otro artista soul clásico que comenzó a despuntar en el mundo de la música hace apenas 3 años y que por ahora se presenta como un desconocido para la gran mayoría en España: Eli Paperboy Reed junto a la True Loves Band. Amy retomó como nadie había hecho desde hacía años, el sonido del soul clásico, agrandado por una potente y particular voz que encumbró un sonido olvidado por la música comercial desde la década de los 60: el soul. Ahora ha empezado a engrosar la leyenda del grupo de los 27 como Curt Cobain Jeff Buckley u otros tantos. Muere joven para dejar un cadáver bonito.

Esa fue la música con la que crecí, por eso la presencia de Eli Paperboy Reed En Las Palmas de Gran Canaria no podía pasar inadvertida para mí.¿Un joven de 28 años de Massachussets, blanco con voz de negro emulando los gritos desgarrados de Wilson Picket o del propio Otis Reading? Era el mejor plan para a noche del viernes. Y sí así fue. Nada más subir al escenario y oír los primeros acordes de su banda, en carne viva, mi cuerpo comenzó a explotar y a mover las caderas al son de la vibración de los vientos de saxo y trompeta y al son de los riff de su guitarra, cargada de aromas del pasado, de aromas de la mejor música del siglo XX. Rescatada para dar frescura a la música en directo del siglo XXI. Mezclas de soul, funky e incluso country que se auparon en el primer tema de la noche que surgió como un chute de adrenalina de la vieja escuela. El hombre que había permanecido incorrupto, callado junto a mí, improvisó de pronto y para mi sorpresa, esta frase “ ahora sí, esto si que es música”y así, de esa guisa comenzó a saltar y a tocar sus palmas. La magia se contagió sobre un humilde escenario de un concierto gratuito, no me lo podía creer “gratuito” a penas 2000 personas calculando a ojo, y con 6 cervezas encima vibré como un loco rememorando los discos de vinilo de siete pulgadas que con apenas 15 años pinchaba en mi casa: Wilson Pickett, Otis Reading, Arthun Conley, era como si todos hubieran resucitado.

Un sonido resucitado que como dije antes mamé desde muy pequeño, la culpa la tuvo un hombre que me enseñó a través de sus acordes de guitarra lo que significaba aquella música o quienes eran los artistas que poblaban las carátulas de aquellos vinilos que aún conservo como un auténtico tesoro. Aquel hombre tocaba el bajo y la guitarra, cantaba con una voz desgarrada y formaba parte de una banda pionera que cubrió de este sonido la década de los 60 y 70  educando los oídos del Turístico Puerto de la Cruz. Hace algo más de año murió debido a sus excesos vitales. Lo acompañé en los últimos días de su muerte. El día que lo enterraron en el cementerio se me acercó a mí un hombre y me comentó. Era un buen hombre y un buen músico Yo toqué con él.

Lo llamaban Soulman, aquel hombre era mi padre. Pepe

martes, 12 de julio de 2011

BANKIA O CÓMO SER BANKERO

Llevo un par de días indignándome cada vez más cuando veo emitido en televisión el anuncio de BANKIA. Resulta que este banco te ofrece hacerte nada más y nada menos que Banquero, personaje odiado y vapuleado por un amplio sector de la población indignada de este país. Parece ser que a los jefes de Bankía esa cuestión se la pasan por el forro de sus cajas de ahorro y se lanzan a buscar banqueros como locos solicitando la compra de acciones por 1000 euros.

Para ello se basan en un anuncio simple en el que son protagonistas un peluquero o un currante normal. A esas personas les venden la posibilidad de convertirse en jefe y en un banquero, como si eso fuera el logro máximo al que puedes optar en esta corrupta sociedad de mierda. O sea...venden elitismo asqueroso. Si eres banquero, serás rico, si eres rico, serás importante, si eres importante podrás subirte al yugo de la plebe a la que ahora perteneces y agobiarla  colocándole el nudo de la soga al cuello para tu vanagloria banquera mientras te fumas un puro en honor a tu status de banquero.

Asco es lo que me da este tipo de spots y campañas de publicidad. Habría que decirle a los responsables de Bankia que ya está bien, que basta de utilizar al pueblo para aumentar sus riquezas. Eso se acabó, el robo masivo y el engaño ha pasado a mejor historia.

El problema es que Bankia ha nacido de una fusión de varias cajas de ahorros y ahora necesita el dinero suficiente para poder salir adelante. Así que para ello roban el dinero de los ciudadanos y por lo tanto hacen con el dinero público lo que les sale de los cojones, haciéndoles creer a la pobre gente que serán ricos o peor aún...banqueros.. Absolutamente lamentable y denunciable...

A la banca ni agua...

aquí está el enlace de uno de esos spots pero modificado por lo que realmente quieren..
http://www.youtube.com/watch?v=4d0rYKmMDPE

viernes, 8 de julio de 2011

DANS MA STATION ( EN MI ESTACIÓN )

Hace poco viajé a París. En una de mis numerosas incursiones por su subsuelo. Me topé con esta estación y no pude evitar sacar mi cámara y documentar el incesante caminar de personas que van de un lugar a otro con o sin destino claro. Un ir y venir de historias que desembocan en este video que he realizado para ilustrar tan solo 4 minutos de esa vorágine del mundo actual.


video



jueves, 7 de julio de 2011

EL DERECHO A CAGAR

Exijo mi derecho a cagar libremente. Lo invoco como necesidad humana igualmente equiparable a mis derechos fundamentales como persona. La sociedad occidental está estreñida en su pensamiento y en su concepción de las necesidades. Un ejemplo ramplón pero significativo ,es el derecho a cagar en la calle. Ojo, no confundir con vía pública. Sí hablo de esos momentos en los que te entran los retortijones y has de echar mano, de lo primero que tengas a tiro. Sea un servicio de un bar, cafetería o edificio público o esquina recóndita de la calle. Cagar en la calle no es cívico. Lo sé, lo dicen los manuales del perfecto ciudadano que pese a que castiga que un perro o el propio ciudadano deje su moñiga en un jardín apartado, se niega a castigar el racismo, la desidia política u otras cosas por el estilo igualmente cercanas a la mierda. Es lo que yo llamo Coprohipocresía.

Pero es que hoy me he levantado cagando leches como podrán apreciar y nunca mejor dicho, porque después de degustar un delicioso café en una deliciosa cafetería me dirijo al baño y puedo leer un cartel que reza “SOLO PARA CLIENTES” entiendo que el estado de derecho ampara el derecho de admisión y de utilización de un espacio privado , pero es como negarle el agua al sediento. Es más, en mis viajes por Europa y sobre todo, en las ciudades más grandes tipo Londres o París, cagar o mear, aunque sea en una zona no molesta y en la calle te puede costar una multa y si necesitas hacerlo has de pagar un euro como mínimo para un baño público. En Londres en más chungo aún. Algunos bares y restaurantes se ahorran la molestia por los malos olores y no incluyen servicios en sus negocios. O sea que como pidas una ronda de cervezas o un plato de judías, te veo saliendo del local una y otra vez para buscar un puto sitio donde depositar tu excremento amarillo o marrón según se tercien los jugos estomacales en tu intestino. Y esto no puede ser. Es inadmisiblemente en una Europa democrática. Por eso Exijo, el pleno derecho a cagar libremente en locales y espacios privados callejeros simplemente  por una razón de caridad humana y aunque este artículo sea una verdadera cagada...

PD: Tiro de la cisterna...
como verán no he creído conveniente ilustrar este post con una fotografía por motivos obvios de higiene.
Gracias


martes, 5 de julio de 2011

CHANGE

La foto la tomé hace apenas un mes en plena avenida de Los Campos Elíseos en París. Mientras camina por ellos rumbo a la plaza de la Concordia, a los pies de los jardines del Louvre me encontré con la imagen. Por esta avenida pasan a menudo cientos de miles de personas con bolsas de las tiendas más exclusivas de la ciudad de la luz ignorando este tipo de situaciones. Como si la persona que pide en la calle fuera una estatua. Aproveché para realizar la foto cuando nadie pasaba delante de ella. Los más irónico es que pide frente a un banco donde se puede leer el cartel de Change. Juzguen ustedes mismos.....si necesitamos verdaderamente un cambio o no....