jueves, 22 de abril de 2010

1002

La habitación ya no huele igual, la mujer de la limpieza abrillanta con la fregona el suelo húmedo de sus antiguas pisadas. El pasillo se me adelanta a los pasos, las pertenencias flotan en este mundo de almas. Los crucigramas se petrifican en sus paredes, y sus silencios me hablan ahora después de tanto tiempo. Lo dejé estar porque así lo quería, y estando, hablamos de los años perdidos. Si lo hubiese sabido antes, le habría elegido. Me lo decía sin mirarme, me lo decía sin escucharse. Fuimos tal para cual o quizás cual para tal. El camino del ascensor ya será siempre el mismo .Mientras, él seguirá esperando porque siempre esperó, y sé que seguirá esperando y mirándome con atención. Desde hoy te cargo a mi espalda y nadie suplantará tu vacío, todos hablarán de ti cuando hayas muerto, porque ya eres inmortal. Te oigo silbar junto a Otis a lo lejos, sentado con tu viejo bajo lejano. Prometo, seguir el camino desde la sombra...aquel camino que creo te debo...

4 comentarios:

Mónica dijo...

Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.
En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.
Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me econtrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma

pdta:no estás solo en el camino...

Luis dijo...

Te sigo en tu camino y la música "Revolutionary road" es perfecta para ello.
Haz ese camino que debes...

Tom dijo...

Estoy en el camino, contigo, con cada vez más gente aunque nos hagan creer que no.

QuietBrown dijo...

Me ha gustado mucho, poético lo justo =)