viernes, 11 de noviembre de 2011

LA MEDIANOCHE DEL HOMBRE (PARTE II)

MARC

Las pupilas de Marc se abrieron en una exhalación de luz. Había logrado dormir durante dos horas; Su mejor marca en los últimos tres años. Sus ojeras y sus pómulos decaídos reflejaban el suplicio de noches en vela aferrado a cafés, cigarros, páginas de suplementos dominicales obsoletos, canales porno y teletiendas repetitivas donde te ofrecían ser participe privilegiado de un reino de gadgets inservibles a precio de ganga que no terminaban de saciar sus ancias de sueño. Estaba acostumbrado a dormir cada noche en una cama nueva. Desde hacía varios años su vida era errante, sin destino. Se Había lanzado a la carretera para encontrarse a sí mismo después de abandonar todo lo que le ataba a una naturaleza vital que había muerto el mismo día en que dejó su trabajo como vendendor de seguros de vida en una multinacional. Su mejor amigo lo había traicionado poco después, estafándole con un asunto de drogas. Inocente, había ido a dar con sus huesos a la cárcel. 4 años después estaba en la calle sin apenas dinero y con una vida que comenzaba de nuevo.

Había llegado a la ciudad para realizar un alto en su camino inciático. Depués de 15 años alejado del lugar donde surgieron sus raíces, regresaba sin esperanzas a la que un día dejó de ser la tierra prometida. Todo había cambiado, todo era diferente. La luces de neón de la avenida principal, los relaciones públicas de los bares de ambiente, el aire. Todo menos la gente, esa sí que no había cambiado. Era como si los espíritus de sus conocidos hubieran envejecido 100 años esa última noche. En aquel habitáculo , las cenizas de su madre reposaban en la urna que decoraba la solitaria repisa del motel sucio y polvoriento de carretera donde sus huesos se habían dejado caer esa noche. Antes era capaz de dejarse dormir en cualquier sitio, incluso de pie. Pero precisamente dormir era de lo que se había olvidado en los últimos tres años. Sufría un insomnio profundo desde su estancia en la cárcel. Ahora había vuelto para soltar en libertad las cenizas de su único lazo sentimental en el mundo.  Esperaría para hacerlo esa misma medianoche, justo la hora en la que se cumplía el cumpleaños de su difunta madre.

CONTINUARÁ...

jueves, 10 de noviembre de 2011

LA MEDIANOCHE DEL HOMBRE (PARTE I)

BEA
La luz brillaba tenue, pero lo suficientemente clara para destapar el inicio de una nueva mañana, una vez más, junto a un  desconocido de turno que dormía a su lado. Bea descansaba boca abajo. Desnuda. Sus  nalgas firmes  sobresalían de entre las sábanas blancas y su espalda, fina y lisa, tostada por el sol, desprendía un fuerte calor corporal, típico ya en sus despertares post-servicio. El desconocido dormía desnudo, boca arriba, con la boca abierta, pelo ralo, pecho peludo, ni muy joven ni muy maduro. Eso no era importante para alguien como ella. La madurez sexual del especimen con el que había compartido cama, se había evidenciado durante toda la noche pero a Bea eso no le importaba. Hacía tiempo que el mundo se había convertido para ella en una franquicia. Una franquicia con el único nombre, sin una única  marca más que la de su misión redentora. 
Se levantó de la cama con cuidado. Se acercó a la esquina del armario. Oteó con los dedos la moqueta de la habitación en los bajos de madera y sacó la mini-cámara. Se aseguró de que la grabación había ido bien y esbozó una graciosa sonrisa de satisfacción. 
La ducha fue más agradable de lo habitual esa mañana. Su pelo corto y negro azabache apenas le cubría la mitad del cuello donde  con letras elegantes lucía un tatutaje con la palabra "Poesía" El agua actuaba como un tónico raparador de su conciencia.Fría, se deslizaba por las pecas de sus hombros, sus pequeños pezones y el poco vello púbico que coronaba su sexo hasta desaparecer por la punta de los dedos de los pies. Una sensación tan agradable que  la tentó a masturbarse pero tenía prisa asi, qué salió de la ducha y recogió sus cosas. Se vistió y se acercó a la cama. Durante un instante se detuvo y miró al individuo. Parecía muerto. Se aproximó a su boca pero dormía plácidamente exhalando el aire de la mañana por su boca , inspirándolo por una nariz que dejaba entrever esos primeros pelillos moqueados y salientes nasales que asimiló como si fueran las gárgolas que había visto en Notre Dame en Paris y  que presagiaban  que algo cambiaba dentro de él. Sintió pena durante un instante, pero ese no era su problema pensó.
Entonces esgrimió su ritual: Se sentó en el escritorio y comenzó a escribir en  papel higiénico el poema con el que siempre cerraba su trabajo. Su firma personal, su franquicia lírica.

Los ojos inyectados de plasma duermen putos esta noche
Las carrocerías se deslumbran entre pollas  indecentes
Las madres del futuro ya no os salvarán de una vida hipotecada 
Sucia, pero única, astuta pero orgullosa, mal herida pero ardiente
Despeja tus dudas, atiende a tus adentros. Aunque te sientas muerto, piénsalo
quizás te hayas liberado.
Dejo el papel a los pies de la cama. Cerró la puerta de la 183 con sumo cuidado, pendiente de que el individuo no se despertará. Avanzó por el pasillo del hotel rumbo a la cita convenida esa mañana. Las pruebas estaban en su poder. Con eso le bastaba. Luego pensó que  quizás podría celebrarlo esa noche en el On the Road con una buena copa a la salud de aquel puto desgraciado.
CONTINUARÁ

jueves, 28 de julio de 2011

PASO DEL SILENCIO

video

No soy religioso, ni si quiera soy creyente. Más bien intento creer en mí mismo para tirar para delante día a día aunque a veces flaquee. Hace tiempo que pasó la semana santa pero he rescatado unas imágenes que tomé en la tradicional procesión del silencio de La Laguna en Tenerife. Esa noche las luces de las calles centrales del casco antiguo de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad se apagan para dar paso a la lumbre de las velas de cientos de capuchinos y cofradías que caminan con pies descalzos y encadenados por los tobillos en tributo a la imagen del Cristo muerto. Nunca entiendo estos actos de fe. Es más, lo considero un acto de sometimiento puro y duro. Luego critican hipócritamente prácticas como el sadomasoquismo sexual.  Pero en fin esa es sola mi opinión. No me voy a meter con la fe de ninguna personas porque es precisamente eso: Fe. Algo en lo que creer sin que tenga explicación científica. Tengo que admitir que me estremecí ante el tétrico y solemne paso. Con el sonido de las cadenas rechinando por las piedras de la calzada de la calle que lleva a la iglesia de la Concepción en dirección a la Plaza del Adelantado. Allí estaba yo junto a ese silencio chirriante y esa soledad estremecedora. Como si de una casualidad del destino se tratase, el paso paró justo delante de mí. Allí vi aquella figura desgarrada de Crist, como si quisiera decirme algo. Tengo que admitir que por un instante me pareció que respiraba. Luego, después de unos segundos se marchó en volandas dejándome solo en la penumbra y bajo las sombras de los candiles.

miércoles, 27 de julio de 2011

HAMBRE


Se me congela la sangre cuando veo las imágenes que llegan desde el cuerno de África, más concretamente en Somalia sumida desde años en una guerra y acrecentada ahora por la sequía que está dejando a 11 millones de personas, sí la friolera de 11 millones de personas desnutridas y sin nada que llevarse a la boca según el último informe de Cruz Roja en la zona y que ya amenaza a un país como Kenya, que comienza a recibir a miles de refugiados.

Imágenes que a muchos nos recuerdan la de los 80 en Etiopía, aquellas a las que el mundo se acostumbró sin que apenas se hiciera nada para paliar el hambre de los millones de niños que murieron desnutridos y comidos por las moscas.

Manos Unidas ha abierto una cuenta corriente para ayudar a estas personas porque si esperamos por los gobiernos ricos o los países desarrollados, esa ayuda nunca llegará. Y nunca llegará porque están demasiado ocupados por salvar el Euro, en el caso de la Unión Europea, el mayor engaño y entelequia que se ha creado en las últimas tres décadas en Europa. El fracaso de estos países es el fracaso de un sistema que relega a 11 millones de personas en una parte del mundo a morir desnutridos sin que ninguna de sus conciencias se resientan un ápice mientras sientan sus culos corruptos en poltronas y sillones del parlamento europeo. Quizás algunos me tachen de demagógico. No creo que lo sea en absoluto, Ojalá tuviera el poder que ostentan esos mequetrefes para paliar esta lacra mundial.

Pero está claro que no solo los partidos políticos o los grandes líderes mundiales incluyendo el flamante “Obama” premio Nobel de la Paz, no sé a cuál Paz se refería el jurado sueco cuando le otrogaron  el galardón que me da,  aún le sigue pesando al dirigente estadounidense.

Escribo desde la indignación, escribo espantado, escribo asqueado de vivir en este mundo de mierda. Escribo desde el corazón, con escritura automática, como hacían los surrealistas que imaginaban un mundo sin reglas. Escribo soñando que la gente despertará, e irá más allá de la semilla que ha implantado un movimiento masivo como el 15-M.

Quizás siga viviendo en la Utopía ilógica, esa utopía que me hace llorar cada vez que un resquicio de revolución grita en las calles pidiendo lo que es propio y el derecho a ser un ser humano digno. Un derecho que se antepone como siempre al interés del dinero, ese al que los dirigentes políticos siguen aferrándose como la gran salvación , ese, como he dicho en otras ocasiones que los lastrará al Apocalipsis de una involución económica

PD: El autor de la famosa foto que ilustra el post fue tomada en Darfur al sur de Sudán en 1993 por el fotógrafo  Kevin Carter que esperó veinte minutos a que el cuervo desplegará sus alas pero eso no sucedió. La niña que aparece en la foto se dirigía a un campo de refugiados.  Luego prosiguió su camino ý él se echó a llorar. Meses después ganó el Pulitzer, uno de los premios periodísticos más importantes del mundo. Dos meses después se suicidó. Su conciencia no pudo soportarlo.

lunes, 25 de julio de 2011

SOUL MAN


La muerte de Amy Winhouse me cogió por sorpresa de vuelta de las Palmas de Gran Canaria precisamente después de haber asistido a un gran concierto de otro artista soul clásico que comenzó a despuntar en el mundo de la música hace apenas 3 años y que por ahora se presenta como un desconocido para la gran mayoría en España: Eli Paperboy Reed junto a la True Loves Band. Amy retomó como nadie había hecho desde hacía años, el sonido del soul clásico, agrandado por una potente y particular voz que encumbró un sonido olvidado por la música comercial desde la década de los 60: el soul. Ahora ha empezado a engrosar la leyenda del grupo de los 27 como Curt Cobain Jeff Buckley u otros tantos. Muere joven para dejar un cadáver bonito.

Esa fue la música con la que crecí, por eso la presencia de Eli Paperboy Reed En Las Palmas de Gran Canaria no podía pasar inadvertida para mí.¿Un joven de 28 años de Massachussets, blanco con voz de negro emulando los gritos desgarrados de Wilson Picket o del propio Otis Reading? Era el mejor plan para a noche del viernes. Y sí así fue. Nada más subir al escenario y oír los primeros acordes de su banda, en carne viva, mi cuerpo comenzó a explotar y a mover las caderas al son de la vibración de los vientos de saxo y trompeta y al son de los riff de su guitarra, cargada de aromas del pasado, de aromas de la mejor música del siglo XX. Rescatada para dar frescura a la música en directo del siglo XXI. Mezclas de soul, funky e incluso country que se auparon en el primer tema de la noche que surgió como un chute de adrenalina de la vieja escuela. El hombre que había permanecido incorrupto, callado junto a mí, improvisó de pronto y para mi sorpresa, esta frase “ ahora sí, esto si que es música”y así, de esa guisa comenzó a saltar y a tocar sus palmas. La magia se contagió sobre un humilde escenario de un concierto gratuito, no me lo podía creer “gratuito” a penas 2000 personas calculando a ojo, y con 6 cervezas encima vibré como un loco rememorando los discos de vinilo de siete pulgadas que con apenas 15 años pinchaba en mi casa: Wilson Pickett, Otis Reading, Arthun Conley, era como si todos hubieran resucitado.

Un sonido resucitado que como dije antes mamé desde muy pequeño, la culpa la tuvo un hombre que me enseñó a través de sus acordes de guitarra lo que significaba aquella música o quienes eran los artistas que poblaban las carátulas de aquellos vinilos que aún conservo como un auténtico tesoro. Aquel hombre tocaba el bajo y la guitarra, cantaba con una voz desgarrada y formaba parte de una banda pionera que cubrió de este sonido la década de los 60 y 70  educando los oídos del Turístico Puerto de la Cruz. Hace algo más de año murió debido a sus excesos vitales. Lo acompañé en los últimos días de su muerte. El día que lo enterraron en el cementerio se me acercó a mí un hombre y me comentó. Era un buen hombre y un buen músico Yo toqué con él.

Lo llamaban Soulman, aquel hombre era mi padre. Pepe

martes, 12 de julio de 2011

BANKIA O CÓMO SER BANKERO

Llevo un par de días indignándome cada vez más cuando veo emitido en televisión el anuncio de BANKIA. Resulta que este banco te ofrece hacerte nada más y nada menos que Banquero, personaje odiado y vapuleado por un amplio sector de la población indignada de este país. Parece ser que a los jefes de Bankía esa cuestión se la pasan por el forro de sus cajas de ahorro y se lanzan a buscar banqueros como locos solicitando la compra de acciones por 1000 euros.

Para ello se basan en un anuncio simple en el que son protagonistas un peluquero o un currante normal. A esas personas les venden la posibilidad de convertirse en jefe y en un banquero, como si eso fuera el logro máximo al que puedes optar en esta corrupta sociedad de mierda. O sea...venden elitismo asqueroso. Si eres banquero, serás rico, si eres rico, serás importante, si eres importante podrás subirte al yugo de la plebe a la que ahora perteneces y agobiarla  colocándole el nudo de la soga al cuello para tu vanagloria banquera mientras te fumas un puro en honor a tu status de banquero.

Asco es lo que me da este tipo de spots y campañas de publicidad. Habría que decirle a los responsables de Bankia que ya está bien, que basta de utilizar al pueblo para aumentar sus riquezas. Eso se acabó, el robo masivo y el engaño ha pasado a mejor historia.

El problema es que Bankia ha nacido de una fusión de varias cajas de ahorros y ahora necesita el dinero suficiente para poder salir adelante. Así que para ello roban el dinero de los ciudadanos y por lo tanto hacen con el dinero público lo que les sale de los cojones, haciéndoles creer a la pobre gente que serán ricos o peor aún...banqueros.. Absolutamente lamentable y denunciable...

A la banca ni agua...

aquí está el enlace de uno de esos spots pero modificado por lo que realmente quieren..
http://www.youtube.com/watch?v=4d0rYKmMDPE

viernes, 8 de julio de 2011

DANS MA STATION ( EN MI ESTACIÓN )

Hace poco viajé a París. En una de mis numerosas incursiones por su subsuelo. Me topé con esta estación y no pude evitar sacar mi cámara y documentar el incesante caminar de personas que van de un lugar a otro con o sin destino claro. Un ir y venir de historias que desembocan en este video que he realizado para ilustrar tan solo 4 minutos de esa vorágine del mundo actual.


video



jueves, 7 de julio de 2011

EL DERECHO A CAGAR

Exijo mi derecho a cagar libremente. Lo invoco como necesidad humana igualmente equiparable a mis derechos fundamentales como persona. La sociedad occidental está estreñida en su pensamiento y en su concepción de las necesidades. Un ejemplo ramplón pero significativo ,es el derecho a cagar en la calle. Ojo, no confundir con vía pública. Sí hablo de esos momentos en los que te entran los retortijones y has de echar mano, de lo primero que tengas a tiro. Sea un servicio de un bar, cafetería o edificio público o esquina recóndita de la calle. Cagar en la calle no es cívico. Lo sé, lo dicen los manuales del perfecto ciudadano que pese a que castiga que un perro o el propio ciudadano deje su moñiga en un jardín apartado, se niega a castigar el racismo, la desidia política u otras cosas por el estilo igualmente cercanas a la mierda. Es lo que yo llamo Coprohipocresía.

Pero es que hoy me he levantado cagando leches como podrán apreciar y nunca mejor dicho, porque después de degustar un delicioso café en una deliciosa cafetería me dirijo al baño y puedo leer un cartel que reza “SOLO PARA CLIENTES” entiendo que el estado de derecho ampara el derecho de admisión y de utilización de un espacio privado , pero es como negarle el agua al sediento. Es más, en mis viajes por Europa y sobre todo, en las ciudades más grandes tipo Londres o París, cagar o mear, aunque sea en una zona no molesta y en la calle te puede costar una multa y si necesitas hacerlo has de pagar un euro como mínimo para un baño público. En Londres en más chungo aún. Algunos bares y restaurantes se ahorran la molestia por los malos olores y no incluyen servicios en sus negocios. O sea que como pidas una ronda de cervezas o un plato de judías, te veo saliendo del local una y otra vez para buscar un puto sitio donde depositar tu excremento amarillo o marrón según se tercien los jugos estomacales en tu intestino. Y esto no puede ser. Es inadmisiblemente en una Europa democrática. Por eso Exijo, el pleno derecho a cagar libremente en locales y espacios privados callejeros simplemente  por una razón de caridad humana y aunque este artículo sea una verdadera cagada...

PD: Tiro de la cisterna...
como verán no he creído conveniente ilustrar este post con una fotografía por motivos obvios de higiene.
Gracias


martes, 5 de julio de 2011

CHANGE

La foto la tomé hace apenas un mes en plena avenida de Los Campos Elíseos en París. Mientras camina por ellos rumbo a la plaza de la Concordia, a los pies de los jardines del Louvre me encontré con la imagen. Por esta avenida pasan a menudo cientos de miles de personas con bolsas de las tiendas más exclusivas de la ciudad de la luz ignorando este tipo de situaciones. Como si la persona que pide en la calle fuera una estatua. Aproveché para realizar la foto cuando nadie pasaba delante de ella. Los más irónico es que pide frente a un banco donde se puede leer el cartel de Change. Juzguen ustedes mismos.....si necesitamos verdaderamente un cambio o no....

lunes, 20 de junio de 2011

EL BESO DEL 19-J


Había quedado con Carlota en la cafetería junto a la plaza del 15-M. Pedí un café. La miré. Ella me hablaba. Observé sus labios moviéndose arriba y abajo. Ella seguía hablando. Me fijé en sus orejas. Su boca arriba y abajo. Observé sus manos y sus dedos, ella continuaba hablando de la revolución. Miré su pelo ondulado. Su voz se difuminaba en fantasías mientras mis ojos se fijaban en cada rincón de su cara, de sus gestos, sus dientes, sus pestañas, su escote, su tatuaje junto a la oreja, su espalda , su forma de caminar. Escruté cada rincón de su cuerpo enamorándome de cada punto de él. El aroma del café se diluía en un combate continuo con su olor a jazmín.

Era la segunda vez que nos veíamos. Nos habíamos conocido en una Asamblea Popular. Su cuerpo era delgado. Sus pechos pequeños, pero ya había imaginado que le hacía el amor acariciando con suavidad su piel tostada por el sol de las acampadas. Había quedado con ella para acudir juntos a la manifestación. Yo llevaba mi cámara de fotos, ella su indignación como caballo de batalla.

La policía cargó a destajo. Nos revolvimos. Mi entrepierna rozó un segundo con sus nalgas. Me excité. Sobre nosotros volaban los cóctel molotov y nos frotábamos unos contra otros como una orgía revolucionaria. Los “mossos" comenzaron a disparar, la gente que nos rodeaba se disgregó rápidamente lanzándonos en la avalancha  al suelo. La suelas de las botas represoras sonaban como taconeos en el infierno del asfalto. Ella cayó. Yo sobre ella. Nos miramos un instante. Los botes de humo de la policía nos pasaba por encima como vítores en un verano de cambio social. Le dije: ¿Estás bien? Sí, respondió ella. Luego toda la tensión se fundió en un beso indignado y revolucionario. Así era la pasión en aquellos tiempos  en los que tu abuela y yo luchamos para que tú hoy puedas vivir en paz y tengas tu trabajo con dignidad.

Una lágrima cayó por la mejilla arrugada de Mauro. Su nieto aún con la boca abierta había seguido su historia. Nunca pensó que su abuelo hubiese vivido algo así. Tuvimos que hacerlo, era el momento, era lo necesario Carlitos.  Le decía mientras guardaba la foto de nuevo en el cajón de su nostalgia.

PD: La foto que ilustra esta ficción no está cogida el 19-J. Corresponden  a unos disturbios tras un partido de Hockey en Vancouver. Canada  pero me pareció ideal para retratar lo que pasa en las calles con tanta pasión en estos días inciertos.

lunes, 13 de junio de 2011

UNA PALOMA BLANCA

Fueron 20 segundos. Los justos en los que la guagua se detuvo en la parada. Yo iba ensimismado en la lectura de un libro sobre trenes hacia  Tokio de Alberto Olmos, cuando la vi a través del cristal. Una paloma blanca  reposaba bajo el guarda raíl que separaba el autopista de la parada. La gente las llama las ratas del aire, los expertos municipales siempre se quejan de la cantidad de enfermedades que transmiten, a muchos les dan asco, pero aquella, aquella paloma, no. Aquella paloma parecía impoluta. Blanca, como siempre ha pretendido que la miren  la paz. Respiraba un aire que la hacía esbelta, limpia, pura y me miraba con unos  ojos  brillantes y  naranjas. Me fijé en que tenía  el ala rota. Miraba en todas direcciones como si se preguntara cómo había llegado hasta allí y  lo peor de todo cómo si estuviera pidiéndome ayuda con un grito silencioso para que la sacará de aquel atolladero en el que se había metido.  A la izquierda: cruzar el autopista por donde cientos de coches volaban por el asfalto, era una muerte segura. Al otro lado, el petril que la separaba del suelo media unos 50 centímetros de altura y parecía más asequible. Me miró atentamente durante unos segundos, el tiempo se detuvo en ese instante. Su mirada me penetró como si me pidiera un consejo impotente tras el cristal. No le pude contestar, la guagua salió disparada hacia su destino mientras aquella paloma blanca se quedaba en la última, en su última parada y yo soñaba con salvarla y poder algún día viajar en un tren hacia Tokio.

viernes, 10 de junio de 2011

SENSACIONES TRAS I´M STILL HERE

video


Llevaba tiempo queriendo ver esta película jadeado por la cantidad de críticas positivas y también negativas que había recibido desde su estreno en el festival de Cannes del año pasado. Así que fui a verla al TEA en Santa Cruz de Tenerife que la proyectaba en su sala de audiovisuales y que tan bien gestiona y programa  Emilio Ramal.

I´m Still Here es la película que Joaquin Phoenix y su cuñado, el también actor Casey Affleck, que en este caso hace de director, se sacaron de la manga partiendo de la premisa o primicia  que el joven actor americano hizo pública al anunciar su decisión de dejar el mundo de la actuación para dedicarse de lleno al mundo del hip hop, su gran pasión.

La lluvía de críticas después de su estreno elogiaban la obra como algo fresco , deslumbrante, maravilloso, con una gran actuación de su protagonista absoluto, que los críticos adjetivaban de histórica o portentosa del propio Phoenix.

 No les faltó razón por una vez en la vida a los críticos. Viéndola y sabiendo ya que se trata de una ficción documentada asistimos al desmoronamiento como persona de Phoenix dejado al alcohol, el sexo, la falta de higiene y su obsesión por editar un disco de Hip Hop con letras propias. Su grado de obsesión llega hasta tal punto, que no duda en acosar a uno de los gurús actuales de la música basura hip hop: Puff Daddy al cual le enseña su maqueta con sus críticas letras. Phoenix organiza bolos en los que se pone en evidencia delante del público sin que eso le importe una mierda. Su barba al estilo naúfrago forma parte de su nueva vida . Es coso si estuviéramos hablando de Borat el personaje que el cómico Sasha Baron encarnó tan bien para denunciar a la sociedad americana. Phoenix viene a hacer lo mismo pero desde su conocimiento y perspectiva del mundo del espectáculo y de la farándula que ha mamado en su carrera como actor. Una crítica aguda e irónica en la que no duda que le graben literalmente cagándose encima de él o vomitando la bilis como un desgraciado condenado.


La película está rodada a modo de documental y sin ningún pulido estilo cinematográfico. Abundan muchas imágenes rodadas con cámaras de poca calidad para acrecentar la sensación de realidad porque si bien se trata de un documental, la realidad es que todo lo que vemos, es falso. Falso en el sentido de que el señor Joaquín Phonenix engañó a medio mundo con su decisión algo que muchos medios americanos pusieron en duda y que también se refleja en la cinta.

Con todo esto tengo que admitir que I´m Still Here me sorprendió por la valentía de Phoenix en arriesgar su reputación para retratar su lado más oscuro. De hecho todo el peso lo lleva él y aunque lejos de ser una decisión egocéntrica a veces llega a ser reiterativo en detrimento del propio ritmo de la película.

Sin embargo estamos ante  una película brillante, que no dejará a nadie indiferente. Con sutiles toques  de humor irónico pero también, aunque no lo parezca, cargada de poesía. El film comienza con las imagenes de un video doméstico en las que se aprecia a un joven Joaquin de  niño lanzándose de una cascada en Panamá. La película se cierra con su vuelta a ese lugar.  Como un regreso a sus raíces de la niñez y  con  una secuencia final maravillosa que cierra el círculo de la historia y pueden disfrutar  en este video que os dejo. (SPOILER)

http://www.youtube.com/watch?v=AFn-f2fCjnw

jueves, 2 de junio de 2011

EL LADO OSCURO DE PARÍS

París, ciudad de los enamorados, símbolo de romanticismo, de cinéfilos, ciudad de la luz. Sin embargo mientras la Torre Eiffel, el Sagrado Corazón, el Louvre u  otros destinos de la ciudad se petan de turistas cargados con mini cámaras digitales, yo me introduzco en la oscuridad de las catacumbas, o como se las conoce tradicionalmente en francés, Les carrières de Paris. Después de hacer una hora de cola ya que solo permiten la entrada de doce en doce, me detengo en la puerta de entrada para leer el cartel que te avisa, o mejor dicho: te recomienda, que si tienes problemas respiratorios, es posible que sufras ansiedad o  que lo que verás, podrá dañar tu sensibilidad. Lejos de tomármelo como un aviso, lo tomo como una motivación, así que me adentró en estas misteriosas galerías. Anteriormente había recorrido las minas de sal de Wielickzka en Polonia donde bajé a más de 150 metros de profundidad, las catacumbas Romanas, las mazmorras de Praga o los subterráneos de Cracovia,  o si me apuran, los túneles oradados bajo la superficie de de La Laguna pero esto me sobrecoge más que ninguna otra. Bajo una escalera de caracol de unos 150 escalones (no los conté todos) hasta llegar al fondo.


En la antigüedad fueron minas de piedras calizas pero en el siglo XVII, se reconvirtieron en un gran cementerio subterráneo. Todo se debía al exceso de restos humanos que se amontonaban en los diferentes cementerios de París, por lo que miles y miles de huesos humanos y cráneos fueron trasladados aquí abajo.


Según reza los carteles aquí yacen cerca de 6 millones de parisinos o lo que queda de ellos. Actualmente sólo están abiertos dos kilómetros de los más de trescientos con los que cuenta este cementerio subterráneo. Durante la travesía observo como a los dos lados de la galería se forman dos murallas construidas con fémures, rótulas y cráneos de los fallecidos que bajo la ténebre luz que apenas ilumina el camino, conforman un paraje aterrador pero a la misma vez excitante.


Una serie de pequeñas capillas y altares aparecen en el camino. La humedad y las gotas caen del techo dejando el suelo húmedo y con peligro de resbalones. Apunto estoy de resbalar en una pendiente elevada pero me repongo.

Las historias hablan de que aquí se practicaban misas negras, que personas se colaban por las alcantarillas del metro para llegar a este lugar y celebrar macabros rituales. De hecho en el arco de una de las puertas que dan paso a la gran galería de huesos se puede leer “Párate, estás entrando en el Imperio de la muerte”.

El recorrido está adornado además con cruces de todo tipo y obeliscos que se juntan con pequeñas formaciones lineales de cráneos humanos que sostienen miles de huesos.


Víctor Hugo habló de ellas en su eterna obra Los Miserables. Un cementerio que sin duda ha sido lo mejor en mi última visita a París, no había estado antes en ellas y mientras arriba, cientos de miles de turistas se enamoraban de la ciudad de la luz, yo lo hago de la oscuridad, disfruntando de las profundidades como un enano. Llámenme raro, gótico, macabro o lo que sea, pero la visita es altamente recomendable porque disfrutar del silencio y tener la muerte tan cerca, hacen reflexionar sobre muchas cosas.

miércoles, 1 de junio de 2011

DE AVIONES Y AEROPUERTOS

Pequeño aeropuerto en Francia. Horas de espera para salir en avión. Me acerco a mirar una de las pantallas para averiguar de una jodida vez la puerta por la que me corresponde embarcar ya que vuelo en una compañía Low cost, faltan 20 minutos para el supuesto embarque y aún no hay señales de vida, para ser más finos.


Justo delante de mi una mujer de pelo castaño algo cargada de maletas y de sobrepeso dialoga con un negro. La escena parecería normal a simple vista pero he aquí que pongo la oreja y escucho que la señora habla de política con él “ Yo siempre he sido de derechas” dice con la cabeza bien alta. A lo que el negro responde “no, yo de centro, yo voy recto” son frases literales...Lo mejor viene después. La boca de la mujer escupe con orgullo que su abuelo había combatido junto a Franco y que se sentía orgullosa del Caudillo y que España merecía un cambio y que por eso votaría al PP. El negro intenta sonreír y mostrarse simpático mientras yo doy media vuelta pensándome si contraatacar o tirarme a sus barbas. Me aterra pensar que los votantes del PP se sientan identificados con la dictadura de Franco, algo que por otro lado nunca se han encargado de desmentir sus dirigentes. Pero visto lo visto y las condiciones políticas en las que está sumida hoy en día España, aún siento que las dos Españas siguen existiendo. Esas de las que pensaban que con Franco se vivía mejor aunque sus libertades y derechos estuvieran recortadas y los que reniegan de todo aquello que huela a franquismo. La señora se coloca detrás de mí en la cola justo en el momento que llaman a los pasajeros de mi vuelo. Aún con nauseas, suspiro para que no me toque cerca. No es que sea prejuicioso pero su tono me ha dado una tirria que me gotea por los cuatro costados de mi minúsculo ser de sardina en lata de vuelo Low cost.

Tengo que admitir que la espera me ha desesperado y que cuando me meto en un avión me convierto en un ser impertinente e incluso antipático. No es culpa mía, la culpa la tiene unas turbulencias de las que sobreviví hace años sobre el triangulo de las Bermudas en un viaje a Cuba y que casi acaba con las palpitaciones de mi corazón. Desde entonces cada vez que me siento en mi lugar como un buen pasajero y me ato el cinturón de seguridad, mi cuerpo comienza a erguirse como una estatua, inmóvil desde el despegue hasta el aterrizaje, intentando desconectar de cualquier roce o molestia exterior e interior que acreciente la velocidad neuronal de mi sistema nervioso cerebral. Algo así como el personaje de una de las historias de aquella película "En los límites de la realidad, donde un pasajero no dejaba de ver a un extraño ser en el ala del avión con el que estaba emparanoiado.

La putada es que en este avión no están de buenas y que los currantes de la compañía no tienen un buen día. Antes de pedirle a una azafata de vuelo que me diga la puerta por la que tenía que embarcar y me respondiera básicamente que me buscara la vida sin apenas mirarme a los ojos, ya iba con prisa y conforme pasan los minutos antes del despegue el cúmulo de despropósitos hacen que me tense como un viejo chicle Boomerang. Para empezar detrás de mi asiento me toca una madre con dos hijos que no parar de gritar como ogros de mierda. Me pongo furioso, sus rugidos se oyen en toda la cabina y para colmo la mujer le pregunta a la azafata que sí sabe dónde está su marido y su maleta. La azafata, fiel a los pactos de simpatía lo empeora diciéndole sin cortarse...”señora si usted no sabe dónde está su marido, cómo lo voy a saber yo, además he dejado entrar su maleta en la cabina, podría ser una bomba pero le he hecho el favor” todo esto lo dice en voz alta como si fuera la verdulería de la esquina de su calle sin cortarse un pelo.  Me pongo más nervioso y a los pocos minutos un tipo repleto de anabolizantes y con una camisa que se le va a salir por los esternocleidomastoideos pasa por el pasillo rumbo a no sé donde con una camisa que pone “ soy la bomba” mi grado de paranoia comienza a experimentar un grado sumo de éxtasis con arcadas uniformes cagándome en la madre que parió a ese pedazo de minicerebro con músculos. Intento centrarme, respirar profundamente e invocar a los vagabundos del Dharma pero enseguida me desconcentro cuando por la megafonía anuncian el nombre de unas de las azafatas "CHICHI" no sé si reírme, ahorcarme o irme al baño. Después de una caótica ocupación de la cabina, el avión despega y yo con él, dejándome llevar y lamentándome que como me toque morir lo haré rodeado de una manada de.....

martes, 31 de mayo de 2011

ACAMPADA SOL

 El domingo 29 de mayo tuve la oportunidad de acercarme a la Puerta del Sol en Madrid, rebautizada como plaza 15-M o si me apuran, y haciendo caso a la original placa que presidía la base de la famosa estatua del  Oso y el Madroño, Plaza de las soluciones.
“Los indignados” estaban en  asamblea, decidiendo si seguir con la acampada o emprender otras acciones. Me llamó la atención lo “poderosamente” organizados, el respeto a los turnos de palabra y el consenso al que llegaban en cada uno de sus puntos. Nada que ver con los espectáculos que se montan en los diferentes Parlamentos de este país, incluido el de Canarias al cual invito a alguna de sus sesiones para que se den cuenta de que es lo más parecido a un patio de colegio.

Una vez acabada la asamblea me adentré en las calles cubiertas por lonas azules y blancas que dejaban sobre su manto la estatua ecuestre y vigilante de Carlos III.

Lo primero que tengo que decir es que la organización es como la de un pequeño estado, un lunar en el culo de los dirigentes, una lección de democracia y protesta pacífica no conocida antes en toda la “democracia” de este país.


El campamento se organiza en grupos de trabajo. Así que caminando por esta callejuelas improvisadas puedes encontrarte con todo un mundo de sensaciones puras, a chavales con una pegatina de “limpieza” que no paran de recoger la basura y desperdicios, dejando el campamento lo más limpio posible. Gabinetes de psicología con personas buscando solución a las depresiones que ha causado esta puta crisis. Stands organizados en las que “esos melenudos” que llaman algunos ignorantes, reparten agua y comida gratis a todo aquel que la pida. Sala de prensa o una biblioteca al aire libre para cultivar la mente y dar sentido a la frase que cuelga de una de las estanterías “Pienso, luego estorbo”. Un huerto ecológico y hasta una guardería improvisada, repleta de niños jugando felizmente. Comisiones de información para el transeúnte. Sesiones de taichí y reflexión o talleres de cine.

Veo familias pasear por este mini-estado, alegres, haciendo fotos o participando de la recogida de firmas por una democracia real. Padres con sus hijos sobre los hombros, disfrutando del domingo pacíficamente sin que haya ningún problema. En uno de los espacios libres del centro de la acampada, un señor de unos 60 años se levanta con la ayuda de su señora de una silla de ruedas para hacerse una foto y plasmar quizás la historia que siempre soñó.
Un poco más adelante un joven explica a un turista las penurias a las que le relega la crisis y trata de explicarle que su futuro en este país es mas negro que el café que toma a diario y le muestra la frase, “Ahora les toca a ellos tener miedo, porque nosotros ya lo hemos perdido TODO”

Junto a una mesa de trabajo, Una mujer y una joven discuten sobre la democracia sanamente mientras camino por un mar de cárteles con mensajes como “Gente de Europa, levantaos”, “Fíate de un banco y dormirás en él” “No somos antisistema; el sistema es anti-nosotros” , “Lo sentimos; aquí no hay un líder para poder derrotarnos.” Me emociono, pienso cuánto le hacía falta a esta España dormida y al mundo, un despertar de conciencia así. La protesta es sana, pone en tela de juicio la política corrupta que reina en gran parte de este país y en Europa.

Invito a cualquier persona que pase por Sol que descubra este campamento y se sorprenderá. Muchas personas han intentado desacreditar esta iniciativa acusando de que lo lideran cuatro perro-flautas con rastas, pero lo tremendamente verdadero y lo más duele a muchos es que aquí puedes encontrar desde mujeres jubiladas ayudando en la carpa de cocina hasta madres de familia o amas de casa. Gente de todos los colores, credos y gustos conviviendo cívicamente. Es la fuerza del pueblo lo que duele a otros miedosos de un caos que acabe con las poltronas dadas a dedo.

Esos, que lo ven con otros ojos, esos que manipulan con intereses ocultos o simplemente los que no creen en un cambio posible son los que viven acampados en el conformismo que poco a poco los consume convirtiéndoles en marionetas sin argumentos. Como los esgrimidos por Los Mossos de Escuadra en el desalojo de los acampados en la plaza de Catalunya en Barcelona.

Oigo a políticos de este país criticando la actuación de otros  gobiernos que ellos catalogan de antidemocráticos, denunciando que atacan a sus ciudadanos sin que apenas se les ponga la cara colorada, al ver como sus “fuerzas de seguridad del estado” golpean sin ton ni son” a mujeres, jóvenes y personas que simplemente y con las manos en alto, les plantan cara con el poder de sus protestas pacíficas. Es para morirse de vergüenza decir que este país es democrático cuando repelen a la fuerza, con su “jarabe de palo” la libertad de expresión. Me da asco vivir en este país. Me da pena ver como el futuro se tiñe de negro mientras la gran mayoría continúa eligiendo que les sigan robando. Pero no , no me resigno a pensar que la esperanza nos depara un cambio que tarde o temprano, para bien o para mal, llegará.

Fotografías: Iván López

jueves, 21 de abril de 2011

UNA FÁBULA

Mis padres se pasaron la vida pensando en el día de mañana. Tú piensa en el día de mañana; tú ahorra para el día de mañana, me decían. Pero el día de mañana no llegaba. Pasaban los meses y los años y el día de mañana no llegaba.
        Hoy, de hecho, mis padres ya están muertos y el día de mañana aún no ha llegado

Julio Llamazares

martes, 15 de marzo de 2011

EN EL 73

Cristina tenía veinte razones de amor y un polvo desesperado para no danzar al ritmo de Pablo Neruda.
Había tenido que subir muy alto para mirar su pasado desde el presente y descubrió que Chile ya no era la misma en aquel 73 de barriles de oro negro que pringaban el mundo.
Su primera muerte fue cuando la violaron a los pocos días del golpe.
Era una joven soltera embarazada. En la violación murió el hijo que llevaba en su vientre. Luego la mataron y la dejaron en una esquina, sucia y apestada. Los golpistas alegaron que lo hicieron por Dios, por la patria y por Augusto. El puto Augusto.

martes, 1 de marzo de 2011

GERDA TARO

El alguna ocasión he hablado en este blog del primero de los grandes fotoperiodistas de la historia: el conocido Robert Capa. Sobre él se han escrito ríos de tinta. Napoleón dijo que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer. En el caso de Capa esta sentencia se cumplió. Capa fotografió la Guerra Civil Española como nadie junto a su compañera Gerda Taro a la que había conocido en París y donde comenzaron una relación sentimental que se vio truncada en la Guerra Civil Española.

Ambos, movidos por sus ideales izquierdistas y antifascistas viajaron a España para retratar la crudeza de la guerra. En 1933 Gerda había conocido al fotógrafo húngaro del que se enamoró. A partir de ese momento se interesó por la fotografía. Siempre fue a la sombra de Capa. Incluso muchas de las fotos que se publican bajo el nombre de Robert en las revistas internacionales eran obra de ella. En su biografía “ligeramente desenfocado” Capa relata como Gerda, pese a tener poca experiencia con la cámara, poseía un don especial para la fotografía. Mientras Capa se encargaba de retratar la crudeza de los combates, Taro se centró en plasmar las caras de las mujeres y de los niños del bando republicano. Su relación fue intensa con Capa, su carácter liberal le animó a fotografiar a los anarquistas que combatían en el frente, no para defender a la República sino la libertad y luchar contra el fascismo.

Gerda murió tras la batalla de Brunete. Aquella mañana, la joven reportera había recorrido parte del frente acompañada por Ted Allan, un aterrorizado amigo miembro del servicio médico de las Brigadas Internacionales, que la seguía por amor. Antes, Gerda se había enfrentado con el general Walter, jefe militar de la zona, que quería expulsarlos del terreno de combate porque se esperaba un fuerte contraataque franquista. Los Stukas y los Heinkel alemanes no la hicieron desistir.

Gerda trabajó de trinchera en trinchera hasta que no le quedó ninguna foto. Después, cuando llegó la aviación enemiga y los envolvió en una nube feroz de metralla y bombas, se retiró rápidamente, al mismo ritmo que las tropas republicanas acosadas por la Legión Cóndor. Para tratar de escapar de aquel infierno y tras ayudar a trasladar a varios heridos, Gerda y Ted saltaron sobre el estribo del coche del general Walter. Allí se mantuvieron hasta que un tanque republicano que perdió el control rozó el vehículo y la hizo caer. El tanque la aplastó.


El día que murió Gerda Taro, describe así el accidente: “El tanque pasó justo por debajo de su cintura. Las cadenas hicieron crujir los huesos como palos secos. Cuando hubo pasado el monstruo no quedó más que papilla donde antes había muslos, piel y dedos. La pared abdominal se había roto y las entrañas grises habrían salido si no hubiera sido por la fuerza de su propietaria. Dicen que con las manos blancas del esfuerzo, Gerda las aguantaba dentro de lo que quedaba de su vientre”. Gerda moriría al alba del día siguiente, en un hospital de campaña de El Escorial.

PD: En la primera foto que acompaña a este post la vemos disfrutando dulce de sus sueños con el pijama de Capa, que la fotografío mientras dormía.

viernes, 25 de febrero de 2011

FRANCESCA


La penetró en sus adentros más instintivos. Gozó aquellos breves instantes en silencio. Nico la quería, ella también, pero el poder de los Fratelo le tentaba más. Después de hacerlo cuatro veces hasta el amanecer, aprovechó que dormía profundamente. Puso la almohada de terciopelo en su cara y disparó el revolver que guardaba en el cajón para defenderse de algún cliente peligroso. No quería que la sangre salpicase la colcha. Luego encendió el cigarrillo y dio una calada de satisfacción aún con su cuerpo blanco y terso acariciando las sábanas. Lo que Francesca no sabía es que al otro lado de la puerta a ella también le esperaba la muerte.

lunes, 14 de febrero de 2011

ÚLTIMA TENDENCIA

Hace tiempo que agoté mis 15 minutos de fama
Andy Warhol ya no me pone cachondo.
Y no urge Kill your Idols
En las camisetas el POP ART se me revientan los tímpanos escuchando sobre esos ídolos que mueren por sí solos
O que alguien tarde o temprano, se encargará de asesinar por mí.
I + corazón + síndrome consumista = última tendencia
No Diseñes tu way of life
Él no lo haría

lunes, 7 de febrero de 2011

AIRES

Dicen que tengo aires de yonki poeta
En mi síndrome de abstinencia
No hago planes para mañana porque el tiempo es mentira.
Mi más profunda esencia emana de los perros de la noche.
Porque no me detengo a sentir el miedo que con bozales, amordaza la creatividad de los débiles.
Dicen que soy un mal hablado.
Un sabina de tres al cuarto.
Un sacrílego degenerado .
Un puto Whitman no letrado .
Prefiero las leyendas impuras y a las putas del burlesco
Este mundo es de los perdedores, en ellos deposito mi espíritu .
Mientras degusto mi chute diario de adrenalina de justicia
Utópica, pero justicia, a fin de cuentas. Una lucha de mierda a mierda contra el poder de los vencedores.
Porque mis aires, pues como que no, son de poeta

viernes, 4 de febrero de 2011

CUENTA PENDIENTE DE UNA REPLICANTE

Soñé que podía transformarme en un replicante con la nariz húmeda.
Pero tan lejos de la humanidad no me atrevo.
Hoy me he preguntado que sigo haciendo aquí en un instante en el que me he roto.
Siento que voy quebrándome a costa del tiempo que suple mis lágrimas secas.
Porque ya no surgen, porque ya no brotan en la oscuridad de los sobres que abro.
La carga de los bisturís se estrella con el paredón de mi masa encefálica. Las jeringuillas evitan penetrarme y mis pezones, morados han destrozado las vendas.
Aún me quedan cuentas pendientes, pero ya no dependen de mí.
Solo de la primera respiración después del coma.

viernes, 14 de enero de 2011

SIGLO XXI

Estoy decepcionado. Hace veinte años, antes de que llegara el nuevo milenio, recuerdo como miraba la sombra oscura de la esquina de mi cuarto apenas siendo un adolescente e imaginándome que en pocos años sería un hijo del siglo XXI, ese siglo que tantos escritores, futuristas, científicos y parlanchines del tres al cuarto se encargaban de mitificar, a veces con profecías apocalípticas, a veces con elogios a la evolución tecnológica que experimentaría la humanidad. Soñaba que iría a trabajar en coches voladores, que zamparía pastillas de chuleta de pollo o vestiríamos con túnicas o ropas cibernéticas. Visionarios como Kubric imaginaron un 2001 con el hombre colonizando planetas o reservando pasajes para hacer turismo espacial, pero transcurrida una década del nuevo siglo, sigo yendo al curro en la misma cutre guagua de siempre, mi móvil sigue siendo de antepenúltima generación, la gente muere de enfermedades como la gripe, y este mundo continúa igual de desastroso. Más de 1000 millones de personas viven sin casa y sin comida, el cambio climático amenaza nuestro mundo y las redes sociales, se han convertido en nuestro medio de comunicación impersonal. Ya está aquí el Siglo XXI, esto sólo acaba de comenzar.

martes, 11 de enero de 2011

ESENCIA ROBADA

Ummm creo que deberías hacerlo así. No, así está mal. Te estás equivocando. Esto no se hace así. Yo creo que sería mejor así. ¿Para qué vas a hacerlo así, no ves que no funciona? Eso está mal. No creo que aciertes. Lo mejor para esto es que. No creo que esa sea buena idea......bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla.
Off out.

lunes, 10 de enero de 2011

ARIZONA


La matanza de Arizona que mantiene en vilo la vida de la senadora demócrata Gabrielle Giffords ha vuelto a despertar el debate de la tenencia de armas en Estados Unidos.

El país de la libertad salvaje, el país que se vanagloria de ofrecer todas las garantías a sus ciudadanos, la nación de una libertad que se asocia con la tenencia libre de armas, ha provocado ya numerosas matanzas a lo largo de su historia más reciente desde el caso del Instituto Columbine.
He aquí la paradoja de esta Constitución americana que tanto aman patrióticamente sus ciudadanos y en cuya segunda enmienda se da libertad para poseer armas. Un país en el que existe más de 300 millones de personas armadas, un país en el que los padres enseñan a sus hijos como regalo de cumpleaños a apuntar con una pistola o un fusil, un país donde los padres llevan a sus hijos a ver partidos de hockey sobre hielo donde lo menos que se ve es deporte, sino a una manada de salvajes dándose leña a base de puñetazos y sticks. Un país donde aún se aplica la pena de muerte con métodos tan inhumanos como las inyecciones letales y las sillas eléctricas.


Esta es la verdadera hipocresía de la libertad de un país donde la doble moral campa a sus anchas como la mejor de las filosofías. Una paradoja que se refleja en la propia senadora que recibió el disparo en la cabeza. A favor del aborto libre y del tratamiento con células madre, también era partidaria de la tenencia de armas. Es la triste realidad de este país incoherente.Un país en el que aún existe la segregación racial. Un país en el que se encarcela a cadena perpetua a dos mujeres negras por robar 11 dólares en Missippi y luego las sueltan a condición que les cueste un riñón a una de ellas por que la diálisis en prisión de la otra le cuesta mucho dinero a la comunidad. Es el panorama reinante en el país de Obama con una Constitución tan hermética e inaccesible al cambio como a su pírrica capacidad de reflexión. Lamentablemente hoy Estados Unidos sigue siendo un territorio salvaje, sus valores de libertad dejan mucho que desear cuando las armas son el objeto preferido en las mesillas de noche de cada americanito. Charlton Heston, miembro ilustre de la sociedad del rifle levantó su mano con un Winchester y dijo, sólo me lo quitarán muerto! La frase nos demuestra que el salvaje Oeste no forma parte del pasado de este país sino que sigue imperando actualmente. ¡Qué asco!