viernes, 4 de septiembre de 2009

PORNO FEMENINO

No descubro nada nuevo si digo que el porno es un género exclusivamente dirigido al consumo masculino que vende y factura millones en todo el mundo. Por si aún existe alguien mayor o menor de edad que no haya visto nunca una de estas producciones, en estas películas, las mujeres son tratadas como meros juguetes sexuales, que los viriles y superdotados (sexualmente) hombres manejan a su antojo. En ellas todo se ve explícitamente, sin censura. Sexo anal, oral, tríos, orgías, posiciones inimaginables, todo tipo de géneros sexuales y fantasías que cualquier friki pornográfico desearía hacer realidad con su novia pero que a la hora de la verdad se tiene que conformar con el placer, casi siempre onanista, de su simple visionado.

Pese a ser un cine directamente de mercado masculino sus pilares delante de la pantalla son las Pornostars. Mujeres esculturales, muchas de ellas pasadas por talleres de chapa y pintura corporal, que se convierten en auténticas diosas para los consumidores de Porno. Ahí están los fenómenos Jenna Jameson, su biografía “Cómo hacer el amor con una pornostar” batió record de ventas en Estados unidos y en Europa o en casos más cercanos y patrios en el mundo, como los de Nacho Vidal o la antes llamada, Lucía La piedra.
Foto: Nacho Vidal

Hoy me he decidido a hablar del porno porque me ha llamado la atención una noticia que pública el diario Público en el que se habla de una directora sueca que ha dirigido 12 cortometrajes pornográficos subvencionados por su gobierno con unos 69000 dólares, que plasma en una película titulada “Dirty Diaries”.
Mia Engberg, que así se llama la directora, asegura que lo que pretende es realzar la visión femenina de la sexualidad y acercar la perspectiva pornográfica desde el punto de vista de la mujer. La directora cree que este es el futuro del porno y no el actual.

En este enlace se pueden ver fragmentos de la obra de la directora sueca...

http://www.dirtydiaries.se/

Según Engber, Dirty Diaries viene a ser una película de acción hardcore y sexo de vainilla, homosexual y heterosexual ( Llama la atención la definición de heterosexual en ingles: Straight que viene a significar algo así como recto o derecho)

Es una película provocadora de penetración y poesía sigue diciendo su directora. De orgasmos y arte. Una película para mentes adultas y abiertas.

fotografía de la directora
Cada uno que juzgue desde sus tabús o desde su libertad. Lo que está claro es que el mundo del porno mundo mueve millones y millones en todo el planeta por lo que el consumo es elevado. Sus Mecas se encuentran en Los Ángeles en Estados Unidos y en Budapest, Hungría.
Su concepción siempre ha estado reñida con el concepto de erotismo ¿Son el porno y el erotismo lo mismo? ¿Están divididos por una fina o una gruesa línea?
Desde aquí me atrevo a lanzar una cuestión de debate simple:

¿Qué es capaz de excitar más: el porno o el erotismo?
Ahí queda la pregunta. Me imagino que respuestas habrá para todos los gustos, como gustos tiene el sexo.