lunes, 19 de julio de 2010

SALVAR LOS CINES EN MARRUECOS



video

Hace unos meses estuve en Marruecos, concretamente en Marrakech. Allí conocí uno de los primeros cines del país, hoy en día cerrado. ComO ocurre aquí allí también han sufrido el cierre de los viejos cines. Por eso se ha creado una plataforma llamada Save de cinema y Marocco para intentar salvarlos y que se reabran. Yo estuve en uno de esos cines...esta fue mi vista.

miércoles, 14 de julio de 2010

SIEMPRE QUISE HACER UNA ROAD MOVIE


video

Es verano y hoy apuesto por un poco de humor. Este cortometraje lo grabamos con unos amigos hace una par de años con la sana intención de retarnos a realizar una comedia con lo difícil que resulta eso y riéndonos de nostros mismos. Fue tremendamente divertido, por lo menos para mí, participar de él, me lo pasé de lo lindo, y luego me reí viéndolo.

Esto es un estreno mundial...en la red...je je je espero que os guste tanto como a mí me gustó participar.

La idea era parodiar una típica Road Movie americana pero realizando una especie de decálogo con los tópicos de este tipo de pelis...que comentan dos críticos especiales en voz en off.

lunes, 12 de julio de 2010

PAREADO DESALMADO

Me destrona el dedo en una boca tatuada
Me provoca el pálpito de no sé qué será de mí mañana
Me destiñe la vuelta al fracaso de los dados
Me soporta la suerte esquiva de los abrazos flacos
Me engolosa la miel curtida de mañanas serenas
Me acojonan los consoladores desarmados en armarios de cuentas pendientes
Me tientan los ocasos de calamidades enamoradas en un minuto de descaro

La falta de paciencia en un monte envenenado
Y los años encontrados más tarde en la nevera
El sendero no es tan largo
Pero me largo de esta mierda de verso que ya no me aguanta ni un asalto

martes, 6 de julio de 2010

POETAS MALDITOS, MALDITA POESÍA

Las reglas atan, las leyes corrompen, la obediencia somete.
De poco para acá me ha dado otra vez por emparanoyarme con la poesía que leo, escribo y oigo. Creí haber enterrado ese conflicto interno, pero noto que aún sigue palpable, aunque en menor escala, eso sí. Mirándolo desde el punto de vista más confortable como es el de la experiencia.

Hubo un tiempo en el que escondía lo que escribía. Se trataba simplemente de falta de autoestima estilística como lo denominaba yo. Más tarde me liberé y pude mostrarme. Me despeloté y a partir de ahí... todo ha sido desgarrado.


Estoy hasta el endecasílabo silábico de que las soberbias bibliográficas atenten contra el sino eterno de la poesía. Encorsetándote abogas por la involución de la poesía. No quiero decir con esto que enterremos a Quevedo, Góngora. Alberti, Machado y las Generaciones de las generaciones. Alexandre, siempre fue de mis preferidos.
Me río cuando a muchos poetas los califican de “malditos” Qué quieren decir con malditos: Que eran censurados ¿ Porqué lo eran Bukowski o Mallarmé o Rimbaud Malditos, como los calificaron en su día?
Pues muy bien, porque rompían con la norma, iban contra el sistema, hacían suya la poesía, y escupían ferozmente una poesía pura, sin ataduras y visceral. Eso es ser maldito. Un adjetivo negativo que hoy en día se sigue utilizando para clasificarlos como lo poco común. La poesía no es hablar de mariposas azules, no es hacer uso de palabras bonitas, o dominar la métrica esclavizadora. Es dominar la palabra y tejerla creando imágenes nuevas, sensaciones abstractas. En mi caso concreto, me gusta maniobrar el lenguaje cotidiano, el de la calle, el que todos utilizamos a diario, el más puro, el más cercano, el más directo. Quizás necesite ayuda, porque tengo el escribir como una terapia. Cuatro años de filología hispánica y una licenciatura después, han engendrado esta neurosis : Gritar rebeldía y revolución por la poesía que llevo tatuada en la piel.

lunes, 5 de julio de 2010

HAZME LO QUE QUIERAS

Él llamó, tecleó su código y enseguida apareció. Se corrieron al mismo tiempo diciéndose cosas guarras al oído. Luego ella lo tentó y le invitó a quedar. Nunca se habían visto. El encuentro fue sorpresivo. Ella lo imagino menos guapo. Él más joven. Fueron al café. Fueron al Hostal. Se desnudaron al pie de la cama. Así permanecieron 2 minutos largos sin decirse nada y sin poder tocarse. Decidieron volver por sus caminos. Ella entró en casa. Llenó la bañera. Se masturbó pensando en él. Más tarde salió a hacer footing hasta que los 5 kilómetros acabaron con su resistencia. Se paró, para poder respirar. Él eligió la tarjeta azul que su novia había elegido para la boda. Luego la llamó. Tecleó su código en el teléfono y enseguida oyó su voz exhausta. La tengo dura, qué quieres que te haga. “Hazme lo que quieras” respondió ella

jueves, 1 de julio de 2010

SOLDADOS DE PAPEL MOJADO

Nos adentramos en la lucha diaria como soldados de papel mojado
Sobreviviéndonos a los perfiles bursátiles que marcan el estilo Eco-logístico de McDonals sin esperanza
Wanas de estómagos simples y recauchutados de humanidad falsa

Incompetentes que proclaman que nada es gratis en esta vasta planicie de intelectuales comprados

Fundamentalistas de comercio recalcitrante que adoran discursos sostenibles de I+D+I abstrayéndose en el aire podrido y apestando a petróleo prostituido

Y ante la que cae, Un rey osa de ensalzar la democracia, tocándose pajas en su Yate sobre un tocho de Constitución de Atapuerca, a la salud de la ceguera crónica de sus súbditos.

Entidades bancarias, las mejores amigas de tus enemigas desgracias. Banqueros Comprados al mejor impostor, sordos de perdón, dictadores modernos de esa coquetería de las de.... la primera impresión es la que vale. Porque yo lo valgo.

Vendedores de pieles mentirosas y desnudas como perchas de salvación. De los que rezan que nadie se acordará de nosotros si no llegamos a ser más grandes antes de que hayamos muerto.


Envidia insana, lacra humana, mentes recicladas de delicias de un Sistema decaído. Pestes mediáticas: Hijos putativos del cínico pensamiento único. Sociatas vendidos a menos y fachas de postín y postgrado en la obra inacabada de Dios.


Para los soldados de papel mojado, esa es la otra historia que derrumban cada día con sus pies descalzos y encadenados, Levantándose entre sus ruinas por el amor a la empatía. Entregándose en cuerpo y alma y sin dejar de amar a esta mísera y puta vida de silicona.