martes, 9 de marzo de 2010

CALL SHOWS. LA GRAN ESTAFA DE LA TELEVISIÓN

Está claro que tanto en las televisiones de ámbito nacional como en las locales o regionales, el pobre que sufra insomnio televisivo se dará de bruces con el porno o con los llamados anglosajonamente call shows. Ambas opciones aportan numerosos y jugosos ingresos a la televisiones que a parte de suplir, eso sí, gratuitamente, el mono de los más fieros consumidores de porno y de ludópatas sin tratamiento psicológico, no tienen ningún escrúpulo de cara a sus espectadores. Supongo que tanto Popular Televisión como Intereconomía estarán maldiciendo sus benditas líneas editoriales, aunque en el caso de Intereconomía, los call shows sí que forman parte de su parrilla nocturna.

Lo cierto es que esta basura y estafa televisiva sigue lucrándose a costa de ludópata incógnitos, de personas inocentes, que no saben que se trata de un timo perfectamente orquestado y de toda esa dispar raza de noche que lo sigue. El gobierno se hace el despistado y aún no ha tomado cartas en el asunto en lo que creo, es un atentado a mano armada contra el espectador. Ni si quiera alguna figura tipo: el defensor del espectador, ha realizado ningún tipo de actuación dura y firme contra estos programas, que utilizan como cebo a mujeres de buen ver y tontas del bote lo más posible que adornan con fotografías eróticas en sus “supuestos juegos” donde te aseguran que si aciertas ganas. Sí, per un susto ganas cuando te llega la factura telefónica a fin de mes. Engaños tras engaño con la única promesa de regalar miles de euros que nunca consigue nadie. Cada descuelgue de teléfono supone algo más de un euro que se embolsan estas mafias. Multiplicado por miles de engañados en una noche, la cifra es desorbitante.

Aquí os dejo dos claros ejemplos de a donde pueden llegar estos timos. En uno de los casos, una presentadora y un presentador no dudan en interpretar un perfecto y meticuloso guión de teatro ante las cámaras. Simulando un conflicto mutuo que llega a poner los pelos de punta, primero por la ¡ violencia que exhiben y segundo por su flagrante simulación chabacana.





En la otra una presentadora se queda alelada ante el acierto de uno de los concursantes y hace todo lo que puede para cambiar las reglas del juego ¡ Ver para creer !


Es intolerable que a estas alturas, en un medio de masas como la televisión, se ejecuten estafas de primer orden que merecen como mínimo una gran multa y si me apuran....la cárcel para sus responsables.

3 comentarios:

malaika dijo...

Lamentable como muchas cosas que hay en televisión.Lo que no entiendo es como lo permiten.
Ya estoy un poquito cansada de tanto programita de segunda como el gh y compañia.Y patetico me parece tambien el de sobremesa de todos los dias que ahora tambien dan los miercoles y finde noche.Solo me falta que me de los buenos dias JorgeJV.Ahora tambien está el del guapo guapisimo que busca el amor entre tantas mujeres dnd entre ellas se pelean, solo les falta la piscina de barro.
Vamos que poco que valga en la tele.Para mi solo cuentan los informativos y alguna que otra serie y programa(no cotilleos claro jaja)
En el fondo agradesco a mis hijos que tengan todo el dia el canal de dibujos, prefiero aguantarme a pocoyo y compañia que esta clase de ..... no se como llamarlo.
Gracias :D

Luis dijo...

A este negocio también se han añadido otras cadenas privadas de televisión y no sólo las que nombras.Últimamente se está criticando a Televisión Española el hecho de eliminar la publicidad de su emisión y gestionarse únicamente con dinero público, pero es que su audiencia no sólo no ha disminuído con ello sino que está en ascenso. Los interminables minutos de publicidad en las cadenas de mayor seguimiento de nuestro país hacen que su programación llegue a aburrir, dejando a un lado los programas de "telemierda" que emiten.
La televisión, lejos de ser un medio de comunicación, se está convirtiendo en un medio de entretenimiento para "tontos" (perdón si alguien se siente aludido)y de negocio para muchos.

malaika dijo...

luis comparto contigo lo de que la television se ha convertido en un medio de entretenimiento para tontos pero lo peor es que es el público el que demanda este tipo de programillas.
Y que decir de la famosa TDT.Tanto que dicen y al fin y al cabo que hay de nuevo nada por que te repiten series,novelas y para colmo tambien los famosos programitas de cotilleo por si se te escapó algun detalle de la vida de Pepito grillo por decir algo.
Vamos que nada como un buen libro o cualquier otra cosa para pasar el tiempo.