jueves, 17 de diciembre de 2009

ESTO SE ACABA


Ignoro si Haidar ha comido durante su huelga de hambre o no, lo ignoro sencillamente. Ahora ha ingresado en la UVI del hospital de Arrecife y no creo que sea por amor al arte. Sin embargo, sigo indignado por la falta de Humanidad que muestran los políticos y gran parte de la sociedad española, poniendo en duda su lucha y acusándola de manipuladora. He tenido que oír y leer en foros de Internet auténticas barbaridades sin ningún tipo de sensibilidad y hasta comentarios racistas y xenófobos. Y digo yo ¿ No hay alguien más manipulador que los propios políticos o el propio gobierno marroquí? Moratinos, un personaje sin el más mínimo carisma, cada vez que abre la boca es para escupir estupideces diplomáticas. Dijo ayer que la solución pasa por la autodeterminación del pueblo saharaui ¡A buenas horas mangas hipócritas! Zapatero dijo en el Parlamento que hay que ser prudentes en este caso mientras que el parlamento europeo, que ZP presidirá en breve, empieza a apretarle las tuercas y parece que empieza a dar síntomas de meter presión. Me da igual que Haidar tome o no agua con azúcar o hamburguesas del Mac Donald, me da igual lo que piensen los políticos, me da igual que me llamen hipócrita por defender esta causa y que me recriminen que porque no apoyo ahora otras causas y problemas mundiales y locales de mi país, argumentos que confunden la velocidad con el tocino. Me dan igual los prejuicios y la falta de compromiso con los derechos humanos de los que la critican, porque igual de hipócritas son su argumentos. Señores y señoras, Haidar es un símbolo de la resistencia pacifica, un icono actual y moderno de lo que todos deberíamos empezar a hacer si queremos cambiar este mundo en el que los Che Guevaras, los John Lennon , o los Ghandi son cosa del pasado. Quizás las circunstancias sean distintas pero la lucha es la misma.


video




Estos días en Copenhague ha quedado claro que los países ricos prefieren apostar por el bastardo dinero a que el planeta se vaya al carajo. Sí, arreglémoslo, pero que a mi no me cueste nada. Una cumbre en la que se han dado palos a los que realmente se sienten comprometidos con esta tierra en la que vivimos, a los que se defienden con la palabra, las personas de a pie, de la calle, esas a las que políticos, y poderes fácticos sienten pánico cada vez que se unen y a la que se neutraliza con la única medicina que conocen: La de la porra. Los tiempos no han cambiado tanto como parece. Seguimos igual, seguimos anclados, seguimos rumbo a la desidia. Así que aprovechad, esto se acaba.



video

3 comentarios:

CRISTÓBAL GARCÍA dijo...

Es curioso que se entrege un premio de la PAZ a un jefe de estado que tiene dos países invadidos, alguno que otro con ganas de hacerlo y cientos de miles de soldados y armamento repartidos por el mundo y a la vez nos moleste que la señora Haidar tome agua con azúcar en el aeropuerto de Lanzarote.

'Hay algo que no lesperdonaré nunca a los políticos: que dejen sistemáticamente sin argumentos a mi esperanza'. Estoy totalmento de acuerdo con estas palabras del escristor portugues Miguel Torga y con tu post.

El hada del Sur dijo...

Hay mucho más bajo la sombra de esas fronteras rectilíneas.

Son los efectos perversos de las buenas intenciones, porque puede darse que la intención positiva sea manipulada.

Por detrás de esas fronteras africanas hay, sobre todo, una realidad y es que no se puede aprobar, entregar, atribuir o aceptar la independencia de una serie de países por intereses disfrazados de “razones quasi humanitarias” cuando esos países carecen absolutamente de cuadros técnicos, de médicos, de docentes, de gente mínimamente formada porque cuando esto sucede, el precio que pagan esos países es inaceptable y se mide en número incalculable de muertes que nada justifica.

No es el caso del Sahara, que se encuentra en el extremo opuesto.

Pero si es el caso de muchos, demasiados paises africanos.

Me alegro de saber de ti. Yo estoy últimamente poco inspirada. Necesito reposar mis ideas.
Me voy a Italia en noche vieja. Pasaré cuatro días en Roma. Espero que pases unas felices fiestas y que el próximo año venga cargado de realización de tus proyectos. Un beso muy grande. Matilde

Nayra dijo...

Lo único que pido es q no me manipulen, que la información me la den completa, no en función de lo que crean que debo saber, no, no me vale, pero ni de unos ni de otros!!!!
Lo que si es verdad que no hago es cuestionar, juzgar u ofender a los que no piensan como yo, por ahí comienza la intolerancia...