miércoles, 1 de abril de 2009

SIGO SENTADO EN EL MUELLE DE LA BAHÍA

Hace unos pocos días desempolvé mi viejo reproductor de vinilos. Recuerdo que desde pequeño escuchaba los viejos clásicos en el tocadiscos que tenían mis padres en casa. Crecí escuchando los surcos sonoros de los beatles, cuando los sábados por la mañana, mi madre se levantaba para limpiar la casa y los pinchaba para amenizar la tarea hogareña. A mi padre le apodaban el soulman, porque tocaba los clásicos del soul con la guitarra y el bajo. Tuve la suerte de que guardase una buena colección de vinilos de 7 pulgadas, los famosos singles, de intérpretes de soul de los años 60. Casi todos ellos bajo el mítico sello de Atlantic Records. Crecí con el sonido de Wilson Picket, Arthur Conley, Aretha Franklin o Otis Redding. Precisamente escuchaba su tema más emblemático sittin in the dog of the bay. Un tema con el que me siento muy identificado. Así que decidí hacer un repaso a la trayectoria al que considero el mejor baluarte del sonido "stax" (sello de grabación )soul de los 60.

Ladies and Gentlemen, Mister Otis Redding

video

5 comentarios:

El hada del Sur dijo...

¡Qué bueno recordar la música de otros momentos!. Esta música sigue grabada en nuestra memoria porque forma parte de muchos instantes de nuestra vida. Ha hecho un recorrido maravilloso por estos autores. Me has traido añoranza. Mi padre conservaba muchos discos de vinilo, los famosos singles que ponia en un viejo tocadisco.
Recuerdos, muchos recuerdos me traido........
Besos

Dorta dijo...

Se oían mejor que los sistemas actuales. Simpre y cuando no estuvierna rayados, claro.

SIR LANCELOT dijo...

Todo es relativo. Ese sistema está obsoleto pero debe de ser bueno escuchar lo negro de vinilo.

Iván López dijo...

digan lo que digan , no hay nada como el sonido del vinilo.....este por medio mp3, mp 4 cds o lo que sea

CHOPINGO dijo...

Opino lo mismo Ivan...me compre un "" tocadiscos ""...estoy como un niño con el juguete nuevo.