viernes, 10 de abril de 2009

LA REALIDAD TRUCADA

Durante la era de Stalin los fotógrafos rusos depuraron sus métodos para censurar fotografías.
El retoque se hacía a todos niveles. El básico, que consistía en dejar lisas las partes de la cara de Stalin, y el complejo, que era el acto mayor de desaparecer completo a un camarada, o a cuatro, según el caso. En esa época, sin retoques por computadora, el trabajo tenía que hacerse con aerógrafo, y a mano en las partes delicadas.
Aquí podemos ver un ejemplo de la manipulación existente en el régimen Stalinista.

En la foto1 realizada en 1921 aparecen miembros del partido comunista de derecha a izquierda (Antipov, Staln, Kirov y Shvernik)
En la segunda foto hecha 5 años más tarde a desaparecido Antipov, En la tercera foto hecha en 1929 ha desapecido Shvernik. Y en la última sólo aparece Stalin. Lógicamente, los tres miembros de su partido fueron aniquilados. La historia de los colegas excluidos de Stalin era distinta, sus retocadores buscaban desaparecerlos,que no quedara rastro.



La fotografía retocada, como puede intuirse, nada más era la parte visible de un extenso proceso de desvanecimiento que incluía reconformación de documentos, encierro de familiares y amigos, y destrucción de cualquier cosa que pudiera probar que el desaparecido había existido.
Así hasta 1949 donde Stalin aparece solo en la fotografía.


En otra fotografía se pude apreciar como Lenin, en las afueras del teatro Bolshoi, el 5 de mayo de 1920, dio un de sus tantos discursos. En la realidad, tal como lo registra la primera fotografía, ese día Lenin estuvo acompañado por Trotski y Kamenev, ambos en la escalera de subida a la tribuna donde se encuentra Lenin, situados a la derecha de la imagen.


En la otra foto se puede apreciar el más emblemático ejemplo del trucaje stalinista. Además cambió algunos personajes. La fotografía original dio la vuelta al mundo cuando Lenin todavía vivía y Trotski tenía poder. Aunque la imagen llegó a ser el símbolo de Rusia revolucionaria tanto como la hoz y el martillo, jamás volvió a ser mostrada en la Unión Soviética después de la caída de Trostki.

4 comentarios:

BRILLI-BRILLI dijo...

Que curioso,no se puede esperar otra cosa de todos los dictadores a lo largo de la historia.Ya puestos,podían haberse hecho un buen retoque de cara..
Besos

Elisabeth dijo...

uffff un post genial


besitosss

T.G. dijo...

Y las tecnicas de manipulación fotografica con los escasos medios de la época, muy interesantes, al igual que la tecnica de efectos especiales en él cine, hoy aún todo es más engañoso pues nos pueden hacer creer cualquier cosa con los medios actuales, de eso por su profesion, usted sabe muchisisimo más que yo desded luego.

almassy dijo...

la verdad que muy interesante, no me extrañaba de todas formas. el tema de los dictadores y sus estratagemas propagandísticas dan mucho de que hablar. a ver si nos sentamos un día para charlar que he descubierto muchas cosinas del querido stalin..