viernes, 26 de febrero de 2010

EL HIBAKUSHA DEL FUTURO

Llevo unas semanas en las que me aparezco a mi mismo. No sé a qué causa atribuir esta nueva situación. No creo que sea un clon clonado que se haya escapado de los laboratorios Oxygen pero no descarto nada en esta enjundia de vientos huracanados y tempestades perpetuas. Hace cuatro meses que se acabaron la reservas de comida en conserva. Las píldoras de nutrición han convertido mi estómago en una maraca de úlceras y el agua del conducto de la presa sabe cada día más a ceniza y polvo en el que se ha convertido este planeta. La casa está casi en ruinas, me arrastro por sus pasillos escuchando el sonido acompasado de mi respiración a través de la ventilación de la máscara. Acabo de pasar por la habitación de mi padres. Allí siguen sus cadáveres, mal olientes, putrefactos y erosionados por los bichos. Sigo adelante entre un pasillo repleto de mi últimos vómitos ya secos y las máscaras de los desintegrados. Las paredes siguen firmadas con las pintadas de los últimos resistentes. Hace tiempo que todos se marcharon a otro planeta. Me avisaron que la solución ocurriría tarde o temprano. Ya sólo quedo yo, o eso creo. Ahí fuera no se oye sino el ruido de la tempestad, y de átomos vagantes, que golpean en la ventana. A duras penas logro adentrarme en el salón. No hay nada. La habitación ha quedado completamente vacía. Ni un mueble. Ni un cuadro. Solo la madera de un parqué ya carcomido por el calor. Me deslizo hasta la esquina superior derecha, junto a la ventana. Me siento apoyando la espalda en la pared. Fuera no se logra avistar nada. De pronto, una luz cegadora convierte en silencio la tempestad. Intento acercarme a la ventana pero al otro lado una cabeza se estampa contra el cristal, sus manos arañan el vidrio, no logro escucharle, por que su máscara se lo impide, pero sé que es un grito seco y ahogado. Luego llega un gran resplandor, ya no veo nada. Luego, mi cuerpo petrificado y ...el silencio....

2 comentarios:

BRILLI-BRILLI dijo...

Que caos !!me ha dado un poco de miedo,o tal vez me da un poco de miedo pensar en lo que nos depara el futuro.
Besos

Sensaciones dijo...

ufff, a mi también me da un poco de miedo...
es un placer poder leerte

Un beso!