martes, 13 de octubre de 2009

CINCO MINUTOS CON MANUEL VICENT


El valenciano Manuel Vicent y el canario Juan Cruz se reunían en el Puerto de la Cruz invitados por el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias, con motivo del día de la Hispanidad. Ambos escritores y periodistas dialogaron sobre el Mediterráneo,el Atlántico y en definitiva, sobre la realidad. La disertación del castellonés regaló algunas frases que, a nosotros los periodistas, nos gusta enmarcar en un titular que bien pueda resumir todo lo que se habló alli por espacio de una hora. Hubo varios.

- "El Mediterraneo es un mar ensangrentado, es la armonía dentro del caos"
- "El periodismo es el género literario del S.XX"
- "Ulises es el creador del hombre occidental"
- "Eres lo que la gente cree que eres"
- "Vivimos en un circo"

Al final de la charla me escurrí entre el abarrotado salón de conferencias. Copas de vino, comentarios, fans en busca de una foto, calor agobiante. Una foto por aquí otra por allá, -"se la mandaré por correo", por favor me puede firmar aquí. "Le leo siempre en El País" "una conferencia fantástica". Vicent intentaba capear como podía toda aquella avalancha de incondicionales después de su charla magistral y firmando un ejemplar original de la revista Hermano Lobo del año 1976, que un seguidor le extendía sobre sus manos.Y allí, entre los que le hacían el instante un poco más agobiante, me alzaba yo, con mi libreta y el boli, pegado a él, esperando a que me concediera cinco minutos de su tiempo.
Salón de plenos del Ayuntamiento de Puerto de La Cruz. Tengo apenas unos minutos. Vicent sujeta una copa de vino tinto en su mano mientras me responde a una radiografía de ocho conceptos en un tiempo record. Cinco minutos.

MANUEL VICENT EN OCHO PALABRAS.
PATRIA: Territorio del cerebro de la serpiente
CAOS: Mediterraneo, luz
CRISIS: Cambios
ODISEA: Viaje hacia lo desconocido, al hogar.
OCCIDENTE: Muerte
MODERNIDAD: Esencia pasada de moda
IDEALES: Al alcance de la mano
CULTURA: Lo que queda después de leer 1000 libros y haberlos olvidado.

LA PRÓRROGA
P :UN DESAYUNO PERFECTO
R: Aquel en el que pueda disfrutar de unas tostadas con aceite de oliva y con la sorpresa que el sol haya salido.
P: UN INSTANTE IDEAL
R: El momento en el que uno puede alargar las piernas bajo las sábanas.
P: UNA LECTURA PARA NO OLVIDAR
R: Un verso que haya soñado.
P: UNA EMOCIÓN
R: La mirada de una adolescente que resiste tu propia mirada.
Cierro mi Moleskine negra. Le doy las gracias y estrecho su mano. Hasta otra señor Vicent, Gracias. Él sigue saboreando el buen vino tinto de su copa, le reclaman en la sala. Mi tiempo se ha terminado.

MANUEL VICENT EN EL CAMINO (Artículo en El País)

1 comentario:

Lucía N dijo...

Lo cierto es que jamás había visto a un legionario hasta que llegué a Madrid...

Me encanta tu blog. Suelo pasarme a menudo pero a veces tan rápido que no llego a comentar.

Muy bonita la foto de este post, ¿también es tuya?

Un saludo.