viernes, 20 de febrero de 2009

BUNKERS

Tengo que pedir disculpas por que la semana pasada estuve varios días sin acudir a mi cita con el blog. Soy un amante de la historia y sobre todo de la del siglo XX. Mi curiosidad me llevó hace tiempo a investigar un episodio prebelicoso durante la Segunda Guerra Mundial en Canarias. Por eso la pasada semana estuve trabajando en un reportaje para la televisión que desde hace unos años, pretendía convertir en una película documental pero que por falta de tiempo, no había podido realizar.




Durante 1940 y 1943 las islas canarias estuvieron amenazadas por una posible invasión aliada. Winston Churchill había firmado una orden de invasión de Canarias por si los alemanes lograban entrar en España y ocupar Gibraltar.Unos 25000 mil hombres esperaban en Escocia la orden para embarcar.

Franco decidió blindar las costas canarias con numerosos bunkers, nidos de ametralladora y baterías de cañones y armas antiaéreas. España salía de la Guerra Civil española y la defensa se concentraba básicamente en las playas. En muchas ocasiones con armamento anticuado u obsoleto.

Sin embargo las islas experimentaron el rearme defensivo más importante de su historia reciente.





Durante una semana visité las fortificaciones más características en Tenerife y Gran Canaria. Muchas derruídas o deterioradas por el paso del tiempo.










Estas fotos pertenecen a uno de los bunkers situados en la costa norte de Tenerife en la Quinta Roja, en Santa Úrsula. La vista desde este paraje natural es maravillosa. Se encuentra en mitad de un acantilado con varias especies de flora autóctona canaria. Desde él se puede divisar, al fondo, el Valle de la Orotava y el skyline de los hoteles del Puerto de la Cruz, lugar donde nací.



He subido el reportaje de 18 minutos que realicé para el programa A fondo de Antena 3 Canarias TDT.




video

6 comentarios:

Zoilo LOpez BOnilla dijo...

Iván:
Entre La Cuesta y Taco existía el llamado municipio de OFRA cuya especial característica era la montaña del mismo nombre a donde acudíamos los niños a jugar. Pués bién, justo en su cima, existian tres pequeños bunquers; más bién creo que eran nidos de artillería ligera de hormigón armado. Para llegar hasta la ranura de disparo de cualquiera de ellos, teníamos que atravesar bajo tierra oscuros y tortuosos túneles no siempre fáciles de transitar. Estaban orientados hacia el Sur, concretamente hacia el mar.
Tampoco es de extrañar que, precisamente, próximos a su entorno se encontraran los cuarteles de Intendencia, Automóviles e Ingenieros.
Es un dato por si quieres corroborarlo.
Zoilo

Míchel Martín dijo...

Gran reportaje. Esto es periodismo de altos vuelos.

Luis dijo...

Felicidades por el reportaje. Muchos somos los que desconocemos la existencia de estas construcciones y menos aún que pudo generarse un ataque a las islas en la Segunda Guerra Mundial.

PERIODISTA dijo...

Magnifico IVÁN,magnifico.claro que ahí está la huella de un cineasta. Juegas con ventaja.. con un hermosa ventaja.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el reportaje. Me ha parecido muy interesante. Un saludo, Carmelo Martínez

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el reportaje, me ha ha resultado muy ameno e interesante, por no hablar de la labor de documentación y de producción, que me ha parecido magnífica. Un saludo, Carmelo Martínez.