lunes, 9 de febrero de 2009

ELUANA Y EL DERECHO A LA MUERTE

Cuado escribo estas líneas Eluana Englaro la mujer italiana de 38 años que vive en estado vegetativo desde hace 17, cumple tres días sin recibir alimento ni hidratación. Los médicos que la atienden siguen respetando la opción que ella misma y su padre han tomado para que ponga fin a un sufrimiento que no quiere soportar más.



Fotografía de Eluana antes de su accidente

Supongo que si cualquier ser humano se encuentra con una vida que le postra en una cama y en la que lo único que puede hacer es abrir y cerrar los ojos, cada día será un suplicio.

Un suplicio ajeno que personas como Berlusconi han hecho suyas. El capo mafiosi de política italiana se ha empeñado en empuñar el bastón de mando( por no hablar de una thompson de 1928) para salvar una vida que no le corresponde. Para ello ha emprendido una cruzada para que se apruebe un decreto ley que paralice el proceso de muerte de Eluana en el tiempo más rápido posible. Incluso retando al propio presidente de la nación Giorgio Napolitano, que se niega a aprobar tal ley.

Berlusconi dijo que si el presidente no firma el decreto ley convocará una sesión de emergencia en el Parlamento, donde cuenta con una mayoría cómoda, para aprobar una ley.
'Como padre, nunca permitiría una decisión que infligiera sufrimiento a una persona que aún está con vida', aseguró. Fuente: 20minutos.com


El mismo padre de Eluana calificaba de tortura inhumana la situación de su hija, pero ni siquiera esto ha frenado a los integristas católicos y a toda su banda de seguidores entre los que se encuentra el ínclito y fascista primer ministro italiano.

Silvio Berlusconi, que amparado por las hordas vaticanas ha emprendido esta batalla por hacer suya la “moral” y “ética” humanas como si se tratara del mismo Aristóteles.
Nos encontramos de nuevo ante el eterno y polémico debate de la Eutanasia. En España la Eutanasia no contempla una regulación ni legislación específica.
El código Penal español la penaliza en su artículo 143.4 que distingue entre eutanasia activa y pasiva. Sin embargo en él se habla de que si el paciente pidiera la voluntad de que le retirasen cualquier administración de medicación o mantenimiento, los médicos tendrían la obligación de respetar esa voluntad.
En este punto entra en contradicción el derecho a la vida que la Constitución española, basándose en la carta de la Declaración universal de los derechos funamentales, describe como:
el que tiene cualquier ser humano por el simple hecho de existir y estar vivo; se considera un derecho fundamental de la persona, lo que no significa solo el hecho de estar vivo puesto que esto no encierra realmente a lo que ese derecho apunta. La vida tiene varios factores; la vida humana en sus formas corporales y psiquicas, la vida social de las personas por medio de la cual estos realizan obras en común y la vida de la naturaleza que relaciona a los seres humanos con las demás especies vivientes.
Digamos que se trata con un derecho adquirido por el mero hecho de haber nacido y que no se puede violar ¡ En resumidas cuentas, que la vida es un deber vamos! ¿ Pero porqué un deber?
Todo esto contradice el llamado derecho a la libertad porque algunos como Berlusconi, utilizan la ética como excusa para mantener una opción totalmente inhumano sin importarle pasarse la constitución italiana por el forro de sus tortelinis.
Creo que cada persona es libre de hacer con su vida lo que le plazca, y es más: tomar sus propias decisiones aunque atenten contra ella.
Digan lo que digan, nosotros somos dueños de nuestra vida. Como seres racionales que somos, porque quién si no ¿Quién tiene derecho sobre nuestras vidas.......Dios?
¡Respuesta incorrecta! porque aunque existiera, si fuese tan poderoso y misericordioso como lo pintan sus seguidores y la Biblia, no dejaría que una persona sufriera de esa manera.
He aquí la gran contradicción sobre la Eutanasia. Es triste ver morir a una persona pero creo que por lo menos debemos respetar sus últimos deseos y voluntades. Me gustaría que Berlusconi o algún santo padre del Vaticano estuviese en el lugar de Eluana o en el de alguno de sus familiares para que supieran lo que es dejar a una persona para el resto de su vida, empotrada en una cama pudriéndose mientras ellos sonríen y siguen conspirando con la mafia y las sectas, creyéndose los ¡Putos amos! de la verdad y moral humana.

2 comentarios:

El hada del Sur dijo...

Me pregunto ¿ a caso vivir con un enfermedad terminal es humano? ¿ acaso vivir en una situación en la que no puedes llevar una vida cotidiana digna es humano? ¿el ser humano no puede morir dignamente?.
Pienso que morir dignamente deberia ser un derecho.
Habría que ponerse en la piel de algunos enfermos para comprender la elección y necesidad de acabar con esa agonia y dejar que ellos elijan morir dignamente.
La libertad debe ser respetada. Amigo genial articulo. Matilde

Aceituna andaluza dijo...

Yo cogería a un familiar muy pero que muy cercano a Berlusconi, del Papa, y demás moralistas de la vida, y los dejaría en el hospital una temporada, no muy larga, ( 10 o 15 añitos de nada) como esta pobre chica, a ver que opinaban del derecho a la vida.

Valientes hijos de ...