martes, 3 de febrero de 2009

33

Se me hacía difícil pensar que las noches y los silbidos del viento no volverían a tocar a mi puerta. El eco retumbaba en las paredes y el espacio vacío me comprimía el pecho que dejaba escapar mis suspiros.
Ante mí, se habría una nueva etapa desconocida. Ahora entendía que los momentos prestados a la realidad se estaban cobrando su propina de la manera más sutil. Caminaba sólo, sin ningún tipo de interés por nada ni nadie. Los que me rodeaban se habían convertido en mentiras que matenían a duras penas una vida que se marchitaba cada día con falsas esperanzas e ilusiones utópicas. Nunca más recuperaría la felicidad de los pasos perdidos porque mis benefactores me habían dado la espalda, justo en el momento más inoportuno e inesperado. Los demás seguían su camino a duras penas. Agarrándose a la esperanza, que en su nido futurístico, regalaba carcajadas por doquier ¿De qué me valía seguir adelante, si mis ansias de libertad se limitaban a la condenada soledad que había construído bajo un mar de desconfianzas?
No creía en nadie. Mi ángel celestial había llegado tarde a la cita y el tiempo se aceleraba comiéndose mis mejores días, envidiosos porque aquellos ya habían pasado. La espiral del tiempo era implacable y sentía que era imposible el retorno. Desde ahora el descenso a las húmedas cloacas de la conciencia se hacía inevitable. Recogí las últimas cajas con mis cosas. Sonó el bip del móvil. Un mensaje.Era de ella.
" Espero que tus 33 primaveras te hayan sentado bien hoy. Feliz cumpleaños"

El amanecer de mi 33 aniversario fue el último del que guardo constancia. Desde entonces no sé donde me encuentro. Esta luz blanca que me ciega no me permité ver más allá de mis propios pensamientos. Sin embargo....ahora soy feliz

2 comentarios:

El hada del Sur dijo...

Nuevas etapas surgen en nuestra vida llenas de misterio y de novedades. A veces pensamos que todo lo anterior ha sido mejor. Pienso que los cambios en la vida preceden a algo siempre más beneficioso para nuestra propia evolución personal aunque implique que dejemos atrás a personas, amigos, compañeros que fueron imprescidible en la etapa anterior. Te deseo que en tu nueva etapa la vida te sorprenda gratamente.
Ya sabes Iván como hemos dicho en otros momentos, fijate en las coincidencias y en las señales que son las que te van indicando....
Dices que te cuesta decir que no pues yo te sugiero en esta nueva etapa que lo hagas a diario. Te sorprendera lo que puede pasar en tu vida.
La foto de mi post último, la saque en imagenes por google.
Es la imagen de una mujer segura, reafirmada, serena. Si esta en tu pueblo natal sera una señal..........Un abrazo

Nayra dijo...

me pica la curiosidad....ya me contarás..... "33"