lunes, 23 de febrero de 2009

MUERTE EN EL MAR

Fue una de las mayores tragedias que se han vivido desde que el fenómeno de la inmigración en patera comenzó a aparecer en Canarias. En la costa de Lanzarote 25 personas perdieron la vida a menos de 20 metros de la orilla porque la patera en la que viajaban volcó.
la gran mayoría de ellos eran niños. Sólo seis supervivientes en una embarcación en la que viajaban 32. Ni siquiera coparon las primeras portadas de los periódicos nacionales o de los informativos, porque básicamente el fenómeno ha perdido interés. Uno que ha seguido este drama de cerca, a veces cae en el pesimismo cuando presencia estas cosas. Cuando presiente que la sociedad se ha acostumbrado a que cada día le cuenten que personas mueren en su intento por alcanzar la tierra prometida. Y uno se entristece cuando la sociedad no se pronuncia. Hace dos años y medio participé en la elaboración de un documental con la intención de concienciar y sensibilizar a la sociedad de esta tragedia. En un principio fue un cortometraje que titulamos "Dueños de una esperanza" y que más tarde se convirtió en un largometraje con el nombre de " Clandestinos: Fronteras en el mar."
Me duele este inmobilismo, y me duele que desde Canarias, tierra de inmigrantes, se de la espalda a estas personas sin más. Después de proyectar el documental fueron muchas las personas que se acercaron para comentarnos que tras verlo, se habían planteado una nueva visión de lo que veían en la televisión. Sin embargo, otras....por mucho que se les intente concienciar...siguen pensando que la inmigración es mala porque quita el trabajo a los canarios. Es triste porque apenas razonan y empatizan profundamente con el fenómeno. A veces me invade la pena y pienso en desistir. Pero tengo un defecto...no callarme y seguir insistiendo en que no debemos acostumbrarnos a ver nuevas muertes en el mar. Quizás algún día estemos de nuevo en su lugar y entonces ya no valdrán los lamentos.

video

Corto Documental "Dueños de una Esperanza"

2 comentarios:

iván sixto dijo...

Increíble que con la tecnología con la que se cuenta hoy, el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), no detecte pequeñas embarcaciones ni funcione correctamente con un mínimo oleaje. Un sindicalista de la guardia civil comentaba que falla tanto la tecnología como su gestión -humana-. Una frivolidad más.

El hada del Sur dijo...

Creo que hace falta que este se sensibilice un poco más, tendríamos todos que empatizar más con el dolor. Como bien tu dices en tu articulo en cualquier podemos estar en la misma situación del que esta en peores condiciones que nosotros en ese momento. Tu tienes una misión importante en esta vida con tu palabra, con tu pluma. Sigue hablando Iván, tienes mucho que decir...Un abrazo amigo.

PD: He estado algo distriada con el trabajo pero ya estoy por aqui (No me olvido de ti.....)