lunes, 13 de octubre de 2008

EN EL FIN DEL MUNDO

La fotografía está captada en uno de los innumerables callejones que existen en Edimburgo. Paseaba en una manana gris, típica en las tierras escocesas. La lluvia caía fina, el mar estaba muy cerca y las gaviotas se posaban en las farolas y los ventanales de la ciudad. En la boca de este callejón encontré a este personaje. No me atreví a acercarme. No sabía si dormía o simplemente dejaba caer su cuerpo esperando que, a parte de la lluvia, alguna propina lloviera como el agua y que le hiciera el día menos gris. Lógicamente...descansaba en la puerta donde comienza el fin del mundo.

1 comentario:

El hada del Sur dijo...

El fin del mundo como señala esta puerta tendra que ser también el comienzo de nueva conciencia en este mundo tan gris en muchos momentos. Todo final siempre precede a un nuevo cambio. Muy buena fotografia llena de profundos significados. Te mando un saludo. El hada del sur.