jueves, 16 de octubre de 2008

REBÉLATE CONTRA LA POBREZA

En el año 2000 la Declaración del Milenio fue firmada por 189 jefes de estado y gobierno, que se comprometieron a hacer frente al problema de la pobreza extrema y el hambre en el mundo, mediante un plan progresivo a cumplir en el año 2015. Pero en la actualidad, nos encontramos en la mitad del camino, y no se ha hecho lo suficiente.


Este año ha habido diversas oportunidades desaprovechadas: cumbre de la FAO (Naciones Unidas), G-8 (los ocho países más poderosos del mundo), Cumbre de Jefes de Estado en Nueva York… Han sido reuniones y encuentros de alto nivel, que han tenido como resultado compromisos y voluntad política de bajo nivel, o en otras palabras, incumplimiento de las promesas adquiridas con la sociedad civil que les legitima y elige.


Todo ello supone un retroceso en los Objetivos de la Declaración del Milenio, particularmente en el Objetivo 1: Erradicar la pobreza extrema, y reducir a la mitad antes del año 2015, el porcentaje de personas que padezcan hambre. Por ejemplo, en la cumbre de Jefes de Estado, del mes pasado en Nueva York, sólo se ha conseguido el compromiso de los países de aportar 16.000 millones de dólares cuando, según las estimaciones, se necesitan alrededor de 150.000 al año hasta 2010 para alcanzar el propósito.

Esta cantidad, que pudiera parecer desorbitada o imposible, no lo es, pues por ejemplo en el momento actual, la propuesta de gobiernos como el de Estados Unidos, para salvar la crisis financiera y bancaria, supone una inversión hasta 10 veces mayor de la cantidad necesaria para cumplir los Objetivos del Milenio para acabar con la pobreza y el hambre.


Estamos en un momento de urgencia, pues a los 860 millones de personas que ya pasan hambre podrían unirse entre 75 y 200 millones más en los próximos años, por causa de la subida de los alimentos, del combustible, y de la falta de inversiones y ayuda eficaz para un auténtico desarrollo social en los países más desfavorecidos. Estas cifras de pobreza y hambre mundial, son escandalosas, especialmente en un momento de grandes avances científicos y tecnológicos que podrían reducir este problema a su mínima expresión.

Por tanto nos sobran los motivos para que, de nuevo, en todos los países los ciudadanos y toda clase de organizaciones salgamos a la calle para exigir unánimemente a la clase política, al G-8 y a todas la instituciones internacionales implicadas, una respuesta contundente, urgente y eficaz, para acabar con esta lacra mundial. “Porque una promesa no es nada”, con promesas no se come, no se cura, no se protege a las personas que viven en situación de pobreza y pasan hambre, hay una protesta pacífica que se desarrollará en más de 100 países en todo el mundo, en la semana del 13 al 19 de Octubre. En España, esta campaña “Pobreza Cero” invita a participar en las actividades o en cualquiera de las ONGs que la integran, y que promueven de manera continua acciones solidarias durante todo el año.



video



Más información: www.rebelatecontralapobreza.org



video

No hay comentarios: