domingo, 16 de noviembre de 2008

CAYUCO

En la mañana del miércoles pasado alguien me salvó la vida. No es que estuviera a punto de morir, ni en una situación de máximo riesgo. Esa persona lo sabe. Llevábamos una semana con varios cayucos que habían arribado a Canarias. Uno de ellos había llegado a la isla del Hierro y tres de sus ocupantes habían muerto. 12 más estaban muy graves entre ellos varios menores de edad. CC.OO organizaba su acto protocolario frente a la sede sindical en protesta por las muertes, pidiendo que cada vez que esto ocurra, más colectivos y agentes sociales se unieran a las concentraciones. Yo no había podido ir a ningún desembarco en toda la semana y mi alma pedía redención en silencio desde la redacción para los que acababan de morir intentando pisar la tierra prometida. Ese miércoles una nueva embarcación llegaba al Puerto deportivo de San Miguel de Abona en el sur de la isla de Tenerife. Yo cubría una rueda de prensa sobre el estudio de los cetáceos en Canarias en el Puerto de Santa Cruz. De pronto, recibí la llamada de una persona que me alertaba de la inminente llegada. Mi cámara y yo volvimos a la redacción para dar la noticia y me ofrecí voluntario para ir. Salimos corriendo. 180 km hora por el autopista. 60 kilómetros más tarde llegamos. Eran 45, habían tenido suerte. Parecían sanos pero el cansancio y la sed de la travesía pintaban de nuevo sus rostros de salitre de mar. Los dedos de los pies arrugados por la humedad, labios hinchados, óculos rojos, la sal adherida a sus pieles, y el silencio... sólo roto por los operarios de Cruz Roja y la Guardia Civil. Desde lo alto un grupo de turistas eran testigos del zafarrancho de emergencia sin dejar ni un segundo de mirar el espectáculo. La policia de inmigración interroga a dos supuestos patrones de la embarcación que yacen en el suelo exhaustos por la travesía. Su ritmo marchaba a pregunta por segundo, ellos respondían con monosílabos ininteligibles ¿Dé dónde venís? ¿Cuántos días llevaís de travesía? ¿Dónde subisteis? Son preguntas que se repiten con cada llegada. Los que están más cerca del timón son los que pagan los platos rotos y quedan detenidos como presuntos patrones. Más puntos para los agentes de inmigración. Días después uno de ellos escaparía de la comisaría.
No me acostumbro a verlos llegar, a bajar ayudados por los equipos de emergencias y de seguridad, a sus miradas perdidas y de agradecimiento. Es un drama pero al mismo tiempo es una oportunidad para ellos. Son los Ulises del siglo XXI buscando Ítaca, y como referencia de su destino, el Teide.
Me quedo tranquilo, parece que todos están bien. Vuelvo a la redacción. Doy la información y agradezco a mi fuente la llamada. Hoy le debo la vida y quizás..algo más.



¿ Existes, poesía, en el destierro ?
¿ Aún lates azules tempestades,
altos truenos en mi sangre ?.


II
Nada me pertenece:
ni mis manos,
ni la huella del hombre que soñaba;
sólo soy el cansancio,
el grito que sostiene
el agua frente al cielo,
la carne torturada de cayucos.


III
En pie de guerra
me proclamo vocero de las olas,
surcando paraísos
invisibles, abismos
de la mar y de la tierra.

IV
Más temprano es más tarde
sobre los meridianos
voy cruzando descalzo
esta parcela
mezquina de historia.

V
La mar es un vaivén
socavando la magia de mi risa,
calcinando los fuegos de mis ojos,
erosionando todo
lo que late y respira
en el cayuco.


poesía de Mariana Llano

5 comentarios:

Dorta dijo...

Un saludo desde el grupo Guerreros Canarios. El cual por ahora lo formamos Zoilo, tu tío, Domingo y yo.

Estamos aquí:

http://antonio-miradas.blogspot.com/

Intentamos defender a los necesitados, usamos armas como el arte, la expresión, etc... y sobre todo el conocimiento mediante la prensa, etc...

Cuando quieras nos visitas y además expones lo que quieras.

Ah, y que te sigo por la tele , en los informativos, etc...

Antonio Guerrero Canario.

Guerrero dijo...

Un saludo desde el grupo Guerreros Canarios. El cual por ahora lo formamos Zoilo, tu tío, Domingo y yo.

Estamos aquí:

http://antonio-miradas.blogspot.com/

Intentamos defender a los necesitados, usamos armas como el arte, la expresión, etc... y sobre todo el conocimiento mediante la prensa, etc...

Cuando quieras nos visitas y además expones lo que quieras.

Ah, y que te sigo por la tele , en los informativos, etc...

Antonio Guerrero Canario.
16 de noviembre de 2008 14:17

Guerrero dijo...

TU TIO ZOILO Y YO HEMOS PUESTO ALGO SOBRE TI EN MI BLOG. ESPERO QUE LAS PALABRAS DE TU TIO TE GUSTEN.

Iván dijo...

Gracias, Antonio eres muy amable. Y Zoilo qué decir, ojala algún día pueda yo llegar a su grado de profesional fotográfica. Gracias por encontrar en mí algún tipo de inspiración cinematográfica. Es un arte del que cada di aprendo y espero me quede por aprender.

CHOPINGO dijo...

Hola,la verdad a la luz.
te agrego y te seguire el blog.uno mas de los guerreros,junto con tu tío y Dorta.
Un abrazo.