lunes, 19 de enero de 2009

3º RELATOS TRAS EL CAMBIO CLIMÁTICO (EL COLECCIONISTA)

Desde que se había inundado el puerto, vivía en un viejo cuarto para cuadros eléctricos, bajo la alcantarilla de la zona B . Había llegado hasta allí desde la desembocadura del alcantarillado, arrastrándose entre ratas muertas, cucarachas y otros insectos grandes que jamás había visto. El agua putrefacta soportaba cadáveres de mendigos o indigentes que habían sucumbido a las trombas de agua. El olor a peste se colaba por las pequeñas rendijas de su máscara y sentía arcadas nauseabundas a las que ya se había acostumbrado. Los primeros días fueron horribles. No soportaba el olor y se pasaba todo el día completamente provocado, con nauseas y vomitando sobre una montaña de basura mojada. Su estómago se había convertido en un estropajo desaliñado, solo alimentado por la basura que podía recuperar de las cloacas. Anduvo así varias semanas hasta que decidió salir a la superficie. Le salvó su hobbie. Se había llevado consigo el saco con sus anticuallas, entre las que se encontraban unas cuantas máscaras anti gas de 1966. Tenían casi 80 años de antigüedad. En su día habían servido de prevención para un ataque nuclear, pero seguían funcionando. También unas cápsulas antidiarreicas que había robado en una farmacia cercana al puerto que ahora descansaba bajo las aguas. Coleccionaba todo tipo de objetos pasados de moda, inservibles o cachibaches de décadas ya pasadas. Pelucas, viejos revólveres, cámaras digitales de fotos y su objeto estrella: una videoconsola de alta definición. Pretendía salir a la Zona A para vendérselas a viejos fetichistas de lo antiguo de los que le había llegado información privilegiada cuando trabaja como estibador en el puerto. Ahora ya no formaba parte de la ciudadanía porque estaba enfermo. Sufría un efisema pulmonar causado por el dióxido de carbono en la atmósfera. Sin embargo era muy amañado y pronto logró acomodarse en aquel cuartito del alcantarillado. Fabricó su propia red de ventilación. Aunque tenía que salir a por Oxígeno puro cada mediados de mes. El dinero que lograba vediendo sus anticuallas le era suficiente. Sus clientes ya le conocían y le esperaban cada día 15 para pedirle nuevos objetos a cambio de un poco de aire. Su casa se había convertido en una tienda de objetos pasados que colgaba de un pequeño hilo como si fueran ropa mojada.Eso ocurrió en el invierno de 2033. Veinte años más tarde su cadaver seguía impoluto, sin apenas descomponerse en su madriguera. Su sistema de ventilación seguía funcionando con aire reciclado y la policia se vio obligada a paralizar la investigación de su muerte por amenazas desde las altas esferas que temían que el secreto reciclador del aire pudiera ser utilizado en su contra. Uno de los agentes requisó la consola de videojuegos para sus hijos, que no supieron cómo funcionada y al final acabó como adorno en una de sus habitaciones. El resto de anticuallas se las trasladaron al museo de la ciudad y fueron expuestos extraordinariamente, como fragmentos de la civilización pasada.

3 comentarios:

El hada del Sur dijo...

La tierra se calienta. Los hielos se derriten. Y no es ciencia ficción. El clima esta cambiando aceleradamente. Algunos factores por los ciclo normales y otros provocados por el hombre. Los efectos ya irreversibles, pueden ser desvastadores, si no pasamos a la acción y hacemos algo los seres humanos. Es terrible todo lo que esta ocurriendo y lo predicen que puede pasar.
En alguna ocasión he leido las profesias mayas. Son curiosas pero parece en parte que se estan cumpliendo. Estas profesias decian que habrian cámbios y desastres climaticos y geograficos que estamos viviendo, inundaciones, sequias y terremotos; pronostican grandes movimientos sociales y guerras. Ellos decian que el hombre tiene que cambiar su manera de pensar y de obrar para que el destino sea cambiado. Yo pienso que la conciencia humana tiene que cambiar. Sabias que según los mayas estamos en el año de las tormentas?. Me comentaba una amiga ayer y todo esto venia porque esta decia que según los maya desde el 2.008 al 2.009 se disolveran vinculos que ya no valgan. Así amistades, compañeros con los que estabamos unidos dejaran de estarlo porque probablemente nuestra evolución es diferente. Son teorias pero algo de verdad hay en ello.
Ivan me gustaria que me indicaras algunos de los films que has realizado si a ti no te importa pero me apetece conocerlo. Muy buen articulo. Un abrazo guapo. Matilde

Iván López dijo...

Es curioso, este año que comienza he decidio romper dos vínculos porque mi evolución no va con esas personas a las que de alguna manera he estado unido. puede que sea casualidad o simplemente son cosas que pasan habitualmente.

Pelís: cortos ? tengo algunos para mantenerte entretenida un rato. Algunos rodados con poco presupuesto y otros con un poco más aunque pa esto poca gente suele dar dinero y uno se lo tiene que pagar si no tienes el apoyo de una productora.

1 efímeros: Historia de amore en tiempos de la Guerra Civil en Canarias. lo puedes ver en
http://www.youtube.com/watch?v=MGNw6sLtrS4&feature=channel_page

2. Este-Oeste. Historia de amistad de una realidad actual en la isla del Hierro.

http://www.youtube.com/watch?v=ogikg28CI-U&feature=channel_page

3. Vida Perra: La cruda realidad de un perro.
http://www.youtube.com/watch?v=qDJ8pouRS9A&feature=channel_page

4. Trailer del largometraje que me llevó a ganar varios premios en canarias y exhibiciones a nivel internacional...
http://www.youtube.com/watch?v=hXJm1hLriwY&feature=channel_page

5. La Virgen de Fátima

una comedia que rodé para un curso que impartío Juanma Bajo Ulloa en Tenerife.
http://www.youtube.com/watch?v=GlyXov7gU50

6. Insomnio: Uno de mis primeros cortos con una pekeña cámara en el que hice incluso de actor.

http://www.youtube.com/watch?v=i8rx7IY1dMI&feature=channel_page

El hada del Sur dijo...

Ivan,
Algo de cierto tienen estas profesias. Yo también he dejado dos amigas en el 2.008 por lo mismo que tú. Hay que dejar pasar a personas nuevas.
Gracias por la información de las peliculas. Me las veo esta noche y te comento luego. Un beso