martes, 6 de enero de 2009

LA MADRE DE JOAQUÍN

La conocí porque es la madre de mi amigo Joaquín Baquero, escritor y poeta cubano. Tras mi última visita a Cuba, Joaquín me acercó a conocerla a su casa, en pleno corazón de la Habana Vieja. Era un día soleado y los rayos de sol se colaban sin permiso por las rejas de su casa. Allí, sentada junto a una mesa con dos velas rojas, estaba ella. Esperándonos, junto a sus cartas del tarot. Orgullosa de recibir a dos amigos de su hijo. Un periodista y un cinéfilo. Nos preparó arroz con frijoles y una ensalada. La casa era muy antigua pero agradable. Tenía poco que ofrecer pero fue muy hospitalaria. Ella aún se creía una diva de la canción. Me pidió que le hiciera una sesión de fotos. Fue al baño y se puso guapa. Se peinó, pitó sus gruesos labios y se colocó una gran pamela. Posó para mí en la cama de su habitación, delante de su espejo, en el patio, junto a sus plantas. Cambiaba de pose sin que le dijera nada. Se sentía importante, guapa, admirada. Joaquín disfrutaba de lo lindo viendo feliz a su madre. Hacía poco había sufrido un cáncer de mama y le habían extirpado un pecho, pero su pudor y su estima se mantenían intactas. Le di las gracias por la comida y salí de allí con la esperanza de volver algún día y entrevistarla.

2 comentarios:

El hada del Sur dijo...

Hola Ivan:
Muy interesante la historia. Hoy es día de reyes y tiene algo de especial por la tradición con la que nosotros la celebramos. Así esta historia que cuentas es algo especial. Te agradezco mucho que me consideres parte de tu inspiración. Eres especial. Si seguimos hablando de coincidencia podria decir que ha sido una suerte que las sincronicidades y las coincidencias me hayan permitido conocerte. Gracias por existir. Un abrazo y lo dicho feliz dia de reyes.

Té con Gofio dijo...

No puedo votar ni malo, ni interesante, ni curioso, sino "auténtica"
Quiero ir a Cuba...