jueves, 15 de enero de 2009

CENSURA, PORNO MUSICAL Y LA EXISTENCIA DE DIOS




Hoy me apetece hablar de la "censura", palabra que parecía desterrada ya del vocabulario y de épocas pasadas pero que lamentablemente sigue vigente en este país llamado España en el que vivo. Como siempre, la doble moral, la hipocresía y la ética del totalitarismo son los fundamentos en los que se basan los poderes para ejercer su "censura" a todo tipo de expresión artística, literaria o informativa. Incluso, poderes supuestamente independientes como el judicial se aprovechan de la censura para cohartar la libertad de expresión en esta, nuestra "supuesta democracia". Y eso, sin referirnos a la autocensura que impera en los medios de comunicación amparados por los poderes políticos. Así que, no sé de qué nos quejamos cuando esos mismos políticos denuncian la falta de libertad en países en conflicto o subdesarrollados






¿Cómo se puede hablar de libertad de expresión en un país como España que en su día secuestró una revista como "El jueves" porque su portada reflejaba una caricatura de los príncipes de España en acto amoroso? Parece que la monarquía no tiene humor y es más, la casa real no se mojó en el asunto.







Casos como este son similares al de las famosas amenazas de islamistas a una revista danesa por publicar unas caricaturas de Mahoma ¿ A caso estas amenzas y el secuestro de una revista no atentan igualmente con el libre derecho a informar y expresarse?





Hay varios casos más que reflejan la doble moral de la sociedad. Sobre todo en la publicidad.

Esta campaña de Opium fue prohibida en el reino Unido por alusivas, sexuales y muy provocadoras”. Supongo que no faltara alguna feminista que pueda alegar que se trata de publicidad machista o que impone un canon de belleza a la mujer. No entro en ese asunto porque es amplio y puede haber razones, pero lo que está claro es que de todas maneras, se coharta la libertad de expresión y en este caso, el componente erótico de la belleza.



En España este cartel de la película Diario de una Ninfómana fue retirado de las marquesinas de las calles de Madrid por orden de la Comunidad y la censura de varios medios de comunicación madrileños como TeleMadrid o la "santa" COPE.



El colmo ha llegado estos días cuando youtube ha retirado temporalmente de su página, el videoclip del tema "Margot" del grupo español "Pereza" por una denuncia de un internauta que lo califica de pornográfico. Aquí les adjunto el video para que juzguen ustedes mismos.






Han pasado 30 años desde que se instaurara la democracía pero el pensamiento de generaciones pasadas continua latente. La "censura" sigue y seguirá existiendo mientras existan mojigatos reprimidos sustentando el poder. Esos mismos mojigatos que contratan los servicios de prostitutas de lujo y luego se acuestan con sus mujeres. (con todo el respeto a las prostitutas) o de los religiosos católicos que abusan de inocentes niños. Es la doble moral. Asi que hoy hago mía la campaña del Autobús ateo que estos días está circulando por Barcelona y que por suerte no se ha censurado...aún.


Aunque, lógicamente, la replica no se ha hecho esperar por parte el arzobispado de Barcelona que ha dicho:


"La fe en la existencia de Dios no es motivo de preocupación, ni es tampoco un obstáculo para gozar honestamente de la vida, sino que es un sólido fundamento para vivir la vida con una actitud de solidaridad, de paz y un sentido de trascendencia”.


Que los curas me hablen a estas alturas de solidaridad y trascendencia tiene guasa... Amén.

























1 comentario:

El hada del Sur dijo...

Hola Ivan:
Cuesta pensar que aún en el siglo XXI, en un tiempo de democracias asentadas pueda darse todavia censura. Creo que después de haber pasado una dictadura en un pais necesita muchos años para progresar. Aunque desaparezca un tipo de sociedad sigue habiendo esa doble moral. Esperemos que esta sociedad progrese. Ivan cada día que pasa me gusta más lo que leo tuyo. Además de escribir bien, sabes transmitir las ideas importante.
Pensaba hoy como te conoci y me digo a mi misma que ha sido una suerte que a veces el universo confluya que gente como tu y yo nos encontremos. Ha sido un regalito del cielo. Un abrazo y soplo del viento del sur. Matilde